Deslices

Deslices

lunes, 24 de agosto de 2009

Algunas promociones


Como en un mal sueño, todas las pesadillas (o casi todas, para los más imaginativos), acaban reproduciéndose. Una de ellas es la del pobrecito crítico de rock -especie en vías de extinción- que ha de pagarse la entrada cuando en su periódico o revista no han tenido a bien publicar un previo, ectoplasma que ha sustituido a los ya caducos carteles y que justifica toda la promoción que el organizador ha dado al evento. Uno, que ha conocido cómo una atribulada señora muy asidua de los medios, "promotora" de conciertos, se cargaba quinientos carteles de un grupo sin pegarlos y los depositaba en el callejón paralelo a su local, desconfía siempre de todo. Y es que también hay clases y, como siempre, la cuerda se rompe del lado del más débil. En este caso, el más débil de todos es el independiente, el free lance, que está a expensas de lo que decida su superior en el periódico. Si se encuentra a alguien a quien no cabría denominar comprensivo, sino coherente con su puesto de informador, el pobrecito crítico free lance sabrá que, aunque mínimo en el caso extremo de abundancia de temas, saldrá el mágico previo con el que podrá "justificar" su entrada gratis al evento. Por cierto, otro de los aspectos que obvian muchos de estos organizadores es que el crítico free lance acostumbra a ir acompañado de uno o varios amigos que sí pagan la entrada. Pero la necedad ya sabemos que es supina por naturaleza y que obvia cualquier detalle: cuando se es cerril, se es hasta el final, ¡y qué son un par de entradas más en un concierto donde, a lo peor, se congrega una veintena de espectadores!


En cualquier caso, toda esta absurda situación, verdaderamente ofensiva cuando uno lleva más de dos décadas partiéndose los oídos en este mundillo musical, es que acaban consiguiendo lo más alejado a sus propósitos iniciales: el desinterés del crítico free lance. De tal forma, que, en algunos casos, no sólo no hay previo, sino que ni siquiera habrá el texto de la crítica. Y peor aún: la próxima vez que esa promotora de conciertos proyecte algo, será el crítico quien desista de asistir o interesarse (salvo casos excepcionales) por el evento, a sabiendas de que va a encontrar la misma (estúpida) respuesta. ¿Va a hacerse un previo?

domingo, 23 de agosto de 2009

Hoy en Avilés


Tercera jornada del ecléctico festival La Mar de Ruido, en el parque del Muelle. A las 21 h.
-La Diosa Fortuna.
-Ricardito y El Monarca del Son. (En la foto).
-Armandinho Macedo & Trio Swing Brasil.

sábado, 22 de agosto de 2009

Hoy en Avilés


Segunda jornada del Festival La Mar de Ruido en el parque del Muelle a partir de las 22:30 h.

-Javi y Los Praméricos.

-La Frontera.

-Chris Spedding & Robert Gordon. (En la foto).

viernes, 21 de agosto de 2009

Hoy en Avilés


Primera jornada de la quinta edición del festival La Mar de Ruido. En el Parque del Muelle a las 22h. y gratis.
-Nexxo
-Hunger
-Anywhere. (En la foto).
-Paul Di´Anno (exIron Maiden).

jueves, 20 de agosto de 2009

Mañana en Avilés


Una nueva edición del festival La Mar de Ruido en el Parque del Muelle de Avilés. Este es el programa:


Viernes 21. -

A las 22 h.

-Nexxo

-Hunger

-Anywhere

-Paul Di´Anno (exIron Maiden)


Sábado 22. -

A las 22:30 h.

-Javi y Los Paramétricos

-La Frontera

-Chris Spedding and Robert Gordon and American Band


Domingo 23. -

A las 21 h.

-La Dios Fortuna

-Ricardito y el Monarca del Son

-Armandinho Macedo & Trio Swing Brasil


Todo ello gratis en un cartel que siempre presume de su eclecticismo y que llega a su quinta edición. En una ciudad que yo me sé, deberían tomar nota.

lunes, 17 de agosto de 2009

Jim Thompson, de nuevo en el cine


El estupendo blog de mi amigo José Ángel Barrueco (www.thekankel.blogspot.com) recoge la noticia de la adaptación de la extraordinaria novela del no menos genial escritor Jim Thompson El Asesino Dentro de Mí a cargo de un director que goza de todas las garantías: Michael Winterbottom.
Aunque profundizaremos en la cuestión más adelante, me llegan a la memoria varias adaptaciones cinematográficas de Thompson para el recuerdo: La Huida (1972) de Sam Peckinpah, Série Noire (1979) de Alain Corneau -basada en A Hell Of A Woman-, Coup de Torchon (1981) de Bertrand Tavernier (a partir de la novela 1280 Almas), o Los Timadores (1990) de Stephen Frears.
Lo dicho: Una buena noticia, que seguiremos ampliando en próximas entregas.

viernes, 14 de agosto de 2009

Saber Ganar, Saber Perder


Una de las estampas veraniegas más comunes es la del Tour de Francia, convertida desde hace casi tres décadas en la prueba ciclista por excelencia, superando a sus antiguas iguales, las otras dos grandes (pruebas de tres semanas de duración) Vuelta a España y Giro de Italia. Esta edición de 2009 ha estado marcada por el regreso del heptacampeón Lance Armstrong a la competición y por su duelo con la figura emergente del español Alberto Contador. El admirable esfuerzo que ha supuesto la vuelta del supercampeón estadounidense se ha visto ensombrecida, sin embargo, por todas las artimañas extradeportivas que ha tejido en su relación con su compañero de equipo Contador. Armstrong nos ha mostrado un lado oscuro que ya había dejado entrever en alguna otra ocasión puntual, como cuando se negó a asistir a la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias para recoger un galardón bien ganado en las carreteras francesas. De poco sirvieron de aquella las excusas de su amigo, el ciclista asturiano Chechu Rubiera, y la hosca faz del norteamericano comenzaba a empañarse con el turbio color de la soberbia. Y de poco serviría cualquier otra excusa hoy a la vista de un comportamiento que está muy lejos de ser lo que esperamos de un deportista y mucho más aún de un ídolo deportivo.
A Lance Armstrong no le ha salido en esta ocasión su juego. Según él, regresó para propagar la lucha contra el cáncer, a través de su fundación Livestrong. Según muchos, su vuelta obedeció al deseo de contrarrestar la figura de Alberto Contador, uno de los pocos que ha logrado la "triple corona" (Tour, Giro, Vuelta) y que permanece invicto en una grande desde su primera victoria en el Tour. A la vista de sus maniobras extradeportivas en el seno del mismo equipo que Contador y de sus constantes comentarios en la prensa y en Twitter (¿tendrá acciones de esta compañía el texano?), aquellos que creían en un retorno por celos pueden estar más cerca de la realidad. Lance intentó vencer en el Giro, pero ni siquiera se clasificó entre los diez primeros, atacado sin piedad por sus rivales, que ya no le profesaban ese respeto teñido de miedo con el que impuso su dictadura victoriosa de siete Tours, contratando como pretorianos a sus rivales emergentes para fundirlos trabajando para él, marcando ese ritmo brutal y constante que, en sus buenos tiempos, recibió el nombre de molinillo.
Para el Tour preparó mejor sus armas: arropado por un superequipo a su servicio, manejó el ritmo de carrera a su antojo para que apenas hubiese ataques en las primeras dos semanas -aquellas donde había flaqueado en el Giro- y llegar a los Alpes como aspirante e intentar conseguir coronarse de amarillo el mismo día que otro Armstrong pisó la Luna. Fuera de las carreteras, aisló en los hoteles a Contador y los suyos, con el beneplácito de su director deportivo -el belga residente en Madrid Johan Bruyneel- y los desaires fueron constantes. No le salió la jugarreta en la carretera donde el de Pinto mostró una superioridad que pudo haber sido mucho mayor (y quién sabe si más nociva para las debilidades mostradas por el texano en la ruta), pero persistió dedicándose a lucir en la prensa, de tal modo que "Le Monde" titulaba tras el Tour: "Lance Armstrong, vencedor mediático del Tour". Y eso que Contador suma dos Tours, un Giro y una Vuelta a sus 26 años, edad en la que el "vencedor mediático del Tour 09" ni tan siquiera había estrenado su palmarés. Este mundo en que vivimos ha olvidado cualquier rasgo de sensatez y glorifica a un tipo que ha demostrado no tener buen perder, una circunstancia que debería borrarle como ejemplo. Pero, ya sabemos, que Armstrong vive en el mundo de las estrellas, allá donde el más mínimo gesto benevolente se glorifica y donde se perdona su constante juego sucio en la trastienda.

jueves, 13 de agosto de 2009

Psidrodélicos



SPIRITUALIZED
Plaza Mayor, Gijón.
Lunes, 10 de agosto de 2009.
Gijón se postula como la capital del rock de Asturias. Traer una delicatessen como al grupo de Jason Pierce es una de esas apuestas que bien vale el titular. Y lo cierto es que la jugada salió estupenda. Uno de esos conciertos para recordar a cargo de una formación que envolvió la noche gijonesa con un rock de guitarras hipnótico que fue, poco a poco, haciéndose con el corazón de los presentes. Asturias está sedienta de bandas así, las que saben mezclar melodías narcóticas con enormes crescendos para llevar al éxtasis cósmico sin rozar la luna. Pierce y los suyos -con la estupenda compañía de un coro de dos mujeres muy acertado- nos elevó por encima de todo y sobrevoló los sentidos de los presentes hasta llevarlos a ese punto de la conciencia donde las guitarras mandan. Les había visto otras veces -el FIB, ¡cómo no!- pero creo que esta ha sido la mejor, recuperando la mítica psicodelia de los Spacemen 3 (genial "Take me to the other side") en el tramo final, dejando cada cabo atado para completar una actuación que habremos de guardar para el duro invierno, dada la penuria que se presupone. Extraordinarios.
La foto es de Joan Fitó. FIB 2004.

martes, 11 de agosto de 2009

Oviedo, mi ciudad


Hubo un tiempo, no tan lejano, en que en mi ciudad -donde nací y la quiero de veras- era un lugar para vivir. Hoy, ciertos iluminados, van a convertirla en algo, para que la Pantoja toque por 80000 euros (lo mismos que echaron en falta cuando cerraron Radio Vetusta, cuando echaron a un montón de bibliotecarios), para que me dé -cada día- más vergüenza haber nacido aquí.


Podría recordar a los que he visto en esta ciudad en concierto: Long Ryders, Steve Wynn, Iggy Pop, Dr. Feelgood, Wilko Johnson, Aztec Camera, Yo La Tengo, Babes in Toyland... pero cuando tengo la desgracia de mirar a lo que va a venir, me avergüenzo. ¡¡¡¡¡Oviedo, das vergüenza!!!!! (Musical).

La foto es de mi amigo Joan Fitó. De los Pixies, en el FIB 07, un grupo que jamás tocará en Oviedo.

lunes, 10 de agosto de 2009

Hoy en Gijón


Uno de esos conciertos que prometen. Gijón -a diferencia del cada vez más decadente Oviedo- siempre trae a sus fiestas una actuación rock de interés y calidad como mínimo. Este año son Spiritualized, que actúan en la ¡¡¡Plaza Mayor, gratis!!! a partir de las 21 h. de esta noche.


Tras romper con los seminales, míticos Spacemen 3, Jason Pierce funda Spiritualized cuyo primer álbum será en 1992 Laser guided melodies. Desde entonces, su rock psicodélico, hipnótico, envolvente, que toma de un montón de lugares con el único fin de enriquecerse, ha ido dejando perlas magníficas, como el álbum que les encumbró definitivamente, su tercero Ladies and gentlemen we are floating in space (1997). Ahora llega a Asturias con otro trabajo memorable Songs in A&E (2008). Máxima expectación, no hay excusas para perdérselo.

domingo, 9 de agosto de 2009

Willy DeVille (1953-2009)


Willy DeVille fallecía en Nueva York el pasado 7 de agosto como consecuencia de un cáncer de páncreas. Se muere uno de los músicos que se dio a conocer en la emergente escena neoyorquina de principios de los 70, localizada en el mítico local CBGB, donde germinaron bandas esenciales como Ramones o Television. DeVille encabezó Mink DeVille, formación heterodoxa en su filiación estilística. Álbumes malditos en Estados Unidos, algo más valorados en Europa, como su debut "Cabretta" (1977), "Return to Magenta" (1978), el excéntrico pero enorme "Le Chat Bleu"(1980) -desde su exilio parisino- o "Coup de grace"(1983) son parte de su legado. El status de DeVille alcanza lo más alto en 1987 con la inclusiónde un tema suyo en el film "La Princesa prometida".

Mi recuerdo de él viene de un concierto en el Crossroad Festival 2005 de Gijón, magnífico a pesar de no ser uno de mis favoritos, supo ganarse a un público más exigente que el que había encontrado en otras ocasiones en España. Genio y figura.

La 2 contra Michael Haneke


El mundo al revés: el pasado lunes 27 de julio de 2009 me dispuse a ver en La 2 la película de Michael Haneke Caché (Escondido). Dada la penuria de cine de calidad en las televisiones patrias -más aún de cine europeo- la velada pintaba prometedora. Pero no. Para mi sorpresa, nada más comenzar el film, con unos seis minutos de proyección, llegó el primer corte publicitario. En ese momento pensé que ya no habría muchos más, recordando los tiempos en que, siguiendo las directrices europeas, se realizaba un único corte que solía coincidir con la mitad de la película. Pero no. Los tiempos de reforma han llegado a La 2 para cargarse su singularidad. ¡Hasta cuatro cortes publicitarios sufrió Caché (Escondido)! El vía crucis que supuso tratar de seguir una película con más cortes publicitarios incluso que otras cadenas comerciales sólo se pudo superar por la calidad de la cinta. En caso contrario, hubiera desistido de verla hasta el final mucho tiempo antes. ¿Son estos los tipos que vienen a arreglar TVE? Seguro que son los mismos que pretenden cargarse Radio 3 para convertirla en una absurda radiofórmula más, ahora que Los 40 y demás andan de capa caída. Los mismos que echaron, vía jubilación anticipada a un montón de profesionales expertos para reducir una plantilla que a los dos meses volvieron a engrosar con jóvenes pipiolos que superaron en número a aquellos que habían servido para aligerar previamente el staff. En TVE sucede lo mismo que con las reformas educativas: cada nuevo cambio va a servir para empeorar aún más. Para septiembre -¡miedo me da!- pretenden acabar con la publicidad. Bien está la idea, pero de poco sirve si siguen sin recuperar el espíritu de una cadena pública con la calidad, con mantenerse al margen de la basura, del sensacionalismo, de la pobreza generalizada a la hora de tratar la cultura... Baste ver cómo han desaparecido las proyecciones de películas europeas de los 60 o 70 en versión original subtitulada, por ejemplo (como mucho una o un par de pelis en V.O. por semana para cubrir el expediente) para dudar que la nueva reforma vaya a ser la panacea prometida. Por no hablar de esos musicales grimosos, con jovenzuelos ignorantes hablando como presentadores de radiofórmula o de la inexistencia de un programa sobre literatura mínimamente ponderado o de un largo etcétera que sería demasiado prolijo enumerar. Crucemos los dedos y esperemos, con paciencia y esperanza, lo venidero.

lunes, 3 de agosto de 2009

Verano, el Reino de la Telebasura


Este 2009 nos había traído la buena noticia del descenso, en su primer semestre, de los programas de telebasura. Pero se ve que la mierda televisiva posee un gran potencial de resistencia y reciclaje, así que, con los calores estivales, ha renacido con todo su brillo y esplendor. Y es que no hay manera de quitársela de encima. Resulta paradójico que en un tiempo como el estival donde el ocio se postula como el eje de la vida de muchos, la televisión se degrade más aún, en una espiral que no parece tener fin. Antiguamente era un tiempo donde las cadenas rodaban a algunas de sus teleseries de cara a la temporada otoñal. Recuerdo con especial cariño un desternillante mes de agosto –y creo que parte de julio también— que me pasé hace unos años con "A Medias", una corrosiva teleserie creada por nuestro Tom Fernández y que pudo sobrevivir algunos meses más allá del verano. Los meses estivales también eran el momento para revisar viejas teleseries y aquí se llevaba la palma Verano Azul, claro. Pero, metidos ya de lleno en el nuevo Milenio, los capitostes de las principales cadenas apenas si arriesgan y tan sólo La Sexta se apunta a estrenar la nueva sexta temporada de la magnífica NCIS: Navy Investigación Criminal o la cuarta de Numb3rs, o Cuatro decide que es el momento de la estupenda "Dexter" y su cuarto año, aunque, a las dos semanas, se arrepienten y la cambian al horario de madrugada para castigarnos con un patético biopic de... Michael Jackson. Es, por lo tanto, y al margen de los deportes (TVE sólo se ha atrevido a poner en la 1ª dos jornadas de otro Tour español) el momento para que la telebasura resurja, para que tipos grimosos como Jordi González hagan girar su Noria, llenando de porquería el medio televisivo. Leo en los periódicos la última "hazaña" de sus tertulianos (sic) y no me sorprende: un individuo que un día pudo llamarse periodista deportivo agrede a otro personaje –por cierto, ambos con columna en "Marca", ¡manda guebs! –. Suspendido temporalmente (sic), me imagino que habrá recibido un sobresueldo por un revuelo que, sin duda, aumentará audiencias. Propongo que esas "tertulias" las hagan en un cuadrilátero y así ya se muestran tal como son: un engendro sólo apto para la ignominia, la brutalidad y la ignorancia. ¿Es que no se va a acabar esta porquería nunca?