Deslices

Deslices

martes, 31 de enero de 2012

Toundra "Bizancio"

">

Robyn Hitchcock & The Egyptians "The President"

">

The President is talking to us through a microphone

Like he's trying to pack his mother off
To an old people's home
I know you're out there
I know you're out there somewhere
I know you're out there
When I hear the word "Democracy"
I reach for my headphones
He's the president of Europe and he's talking to the dead
They're the only ones who'll listen or believe a word he said
You know I'm out here

But you can't see me, darlin'
You know I'm out here
When I hear the word "Security"
I reach for my shotgun
Whoa-oo-whoa-oo-oh
He's standing in a cemetery inside the western zone
I listen on the radio, I'm glad I'm not alone
I know you're out there
I know you're out there somewhere
God knows you're out there
I can almost hear it raining
I can almost hear it raining
I can almost hear it raining




lunes, 30 de enero de 2012

Gallon Drunk "To love somebody"

">

Theres a light
A certain kind of light
That never shone on me
Hay una luz
Cierto tipo de luz
Que nunca brilló en mi

I want my life to be lived with you
Lived with you
Quiero vivir mi vida contigo
Vivir mi vida contigo

Theres a way everybody say
To do each and every little thing
But what does it bring
If I aint got you, aint got ?
You dont know what its like, baby
You dont know what its like
Todos dicen que hay una manera
De hacer cada cosa
¿Pero de qué me sirve
Si no te tengo a ti, si no te tengo a ti?
No sabes qué se siente nena
No sabes qué se sient
e
To love somebody
To love somebody
To love somebody
The way I love you
Amar a alguien
Amar a alguien
Amar a alguien
De la manera en la que te amo yo

In my brain
I see your face again
I know my frame of mind
You aint got to be so blind
And I´m blind, so very blind
En mi cerebro
Veo tu rostro otra vez
Conozco el marco de mi mente
No debes de ser tan ciego
Y yo estoy ciego, tan ciego

I´m a man, can´t you see
What I am
I live and breathe for you
But what good does it do
If I aint got you, aint got ?
Soy un hombre ¿No puedes ver
Lo que soy?
Vivo y respiro por ti
¿Pero de que me sirve
Si no te tengo a ti, si no te tengo a ti?

jueves, 26 de enero de 2012

Por las calles vacías

"Por las calles vacías"

Lo había conseguido, no cabía duda. En la noche de luna nueva, la ciudad encerrada sobre sus propias tinieblas envolvía a Sonia Bengoa con el abrigo de un viento que aún recogía los ecos de su exitosa presentación. Ni un alfiler cupo en la librería donde el cuarto libro de su fulgurante carrera se había mostrado como el próximo éxito editorial. Despliegue de medios, allí estaban todas las televisiones posibles; despliegue de famosos, allí estaban todos los nombres habidos y por haber; despliegue de desconocidos, provistos de un ejemplar para una agotadora firma de los mismos en cincuenta minutos para hinchar el ego del más modesto. Sonrió, ufana, mientras paseaba disfrutando de cada paso y de la noche vacía y oscura. Veinticinco años, una nueva muesca en un currículum para envidiar. Pensó en cuál podría ser el siguiente paso, cuál podría dejarle satisfecha. La vida era una carrera de obstáculos que ahora se presentaba ante los ojos de Bengoa como la contrarrecta del circuito más rápido: había que acelerar más a fondo, más aún si cabe de todo lo que lo había hecho antes. Resopló disfrutando del abundante vaho que salía de su boca y sus pasos comenzaron a discurrir más rápido. ¿Quién iba a reírse ahora de aquella adolescente de anchas caderas que apenas si probó los labios de algún regordete baboso? ¿Quién podría echarle en cara haber dejado la Universidad antes de matricularse en el tercer curso? Precoz excepto en una sexualidad apenas intacta por una mala noche de alcohol tres años antes en que, tras dos torpes penetraciones de un sudoroso borracho, terminó escocida, sangrando, y remató la noche confesándose en un retrete con su propio vómito. Había superado esa esclavitud, se había convertido en una heroína cuyo único deseo era engrosar su currículum con la palabra "éxito" escrita en cada uno de los escalones que le conducirían a lo más alto del olimpo cultural. 

La niebla comenzó a adueñarse de la noche en el momento en que Sonia debía atravesar el parque tras el cual llegaría a su recién estrenado apartamento. Había encontrado un pisito de alquiler en la zona vieja de la ciudad, con un ambiente familiar donde se mezclaban artistas de todo tipo. El lugar ideal para que la esponja de Bengoa absorbiese toda su atmósfera creativa. Los focos de las farolas se filtraban entre los vapores de una niebla cada vez más tupida. Pudo escuchar unos pasos tras ella y el mismo nivel sonoro permaneció durante varios metros. Las zancadas se acompasaron con el ritmo del corazón de Bengoa, que iba alterándose a cada metro. Dejó atrás el estanque y supo que pronto se acabaría el parque. 
 
El resto del relato puede leerse en el número 4 de la revista "Al Otro Lado del Espejo", págs. 35-41 http://issuu.com/alotroladodelespejo/docs/aolde04?mode=window&backgroundColor=%23222222


Chucho "Revolución"

">

miércoles, 25 de enero de 2012

Leonard Cohen "Show me the place"

">

martes, 24 de enero de 2012

Experience "Essayer"

">

"El futuro nos..."

"El futuro nos tortura, y el pasado nos encadena. He aquí por qué se nos escapa el presente."
(Gustave Flaubert)

M83 "Reunion"

">

You came out of nowhere. Stealing my heart and brain.  
Flaming my every cell. You make me feel myself.  
Oh oh oh oh oh ohohoh… Will you stay in this land forever?  
Across the time and space. A never-ending dance.  
A blooming and a trance. You make me feel my soul.  
There's no more loneliness. Only sparkles and sweat.  
There's no more single fate. You make me feel myself.   
Oh oh oh oh oh ohohoh… Will you stay in this land forever?
My body is like a lightning rod. Capsize me and douse me in your bay.  
A shiver of want, always. When you are on the tip of my tongue.  
In the back of your parked car. I could build a fort. 
And play all day. Between your lips. Let's stay here forever.  
Oh oh oh oh oh ohohoh… Will you stay in this land forever?

Lüger "Why should I care?"

">

Dinosaur Jr. "Just like heaven"

">

lunes, 23 de enero de 2012

Manic Street Preachers "Your love alone is not enough"

">
Your Love Alone Is Not Enough
Your love alone - is not enough not enough not enough
When times get tough they get tough they get tough they get tough
Trade all your heroes in for ghosts in for ghosts in for ghosts
They're always the one's that love you most love you most love you most
Your love alone - is not enough not enough not enough
It's what you felt it's what you said what you said what you said
You said the sky would fall on you fall on you fall on you
Through all the pain your eyes stayed Blue they stayed Blue Baby Blue
But your love alone won't save the world
You knew the secret of the universe
Despite it all you made it worse
It left you lonely it left you cursed
You stole the sun straight from my heart from my heart from heart
With no excuses just fell apart fell apart fell apart
No you won't make a mess of me mess of me mess of me
For you're as blind as a man can be man can be man can be
I could have seen for miles and miles
I could have made you feel alive
I could have placed us in exile
I could have shown you how too cry
Your love alone is not enough
Your love alone is not enough

Niños Mutantes "Elévame"

">

domingo, 22 de enero de 2012

Hoyen Oviedo

Estaremos hablando Jesús Palacios y un servidor, de nuevo, de cine noir en el antiguo Flamin´, rebautizado como SolySombra. Plaza del Sol, Oviedo, 18:30 h. a propósito del libro "Neonoir. Cine negro americano moderno". ¡Os Esperamos!

sábado, 21 de enero de 2012

Hoy en Oviedo

viernes, 20 de enero de 2012

Escenas olvidadas (de cine): 1. "El Cielo Sobre Berlín"



“From Her To Eternity”
1.”El Cielo Sobre Berlín”


1987. Director: Wim Wenders. Intérpretes: Bruno Ganz, Solveig Dommartin, Otto Sander.

Wim Wenders es uno de esos directores de cine que generan tantos odios como filias. El calificativo de pretencioso es uno de los que persigue a este alemán enamorado del rock que trazó algunas de las pautas del denominado Nuevo Cine Alemán con títulos como “Alicia en las ciudades”(1974), “En el curso del tiempo” (1975) y “El Amigo Americano” (1977). Tras una irregular (y frustrante) etapa americana, regresa a Europa con el aval de la premiada “París, Texas” (1984). La necesidad le empuja a rodar “El Cielo Sobre Berlín” (1987) casi improvisando, con la ayuda en los textos del escritor Peter Handke con el que ya había rodado su segundo film “El Miedo del Portero ante el Penalti” (1971). Un film dotado de un peculiar magnetismo tanto en las imágenes de un Berlín en transformación, como en su historia de ángeles y humanos, de miedos, soledades y de amor.




Damiel, el ángel que se enamora de la trapecista Marion y decide convertirse en ser humano, dejar de ser inmortal sólo para vivir el amor y una existencia terrenal, cuenta con la música de Nick Cave & The Bad Seeds y de Crime & The City Solution como ejes para complementarla.



La antológica escena final les reúne en un concierto de Nick Cave & The Bad Seeds adonde acude Damiel recordando un momento en que Marion ha pinchado en su barraca la tremebunda “The Carny”. Damiel ha estado recorriendo toda la ciudad de Berlín a la busca de su amor -que es platónico, puesto que como ser humano no conoce el amor terrenal- sin encontrarlo. Finalmente, mientras Nick Cave & The Bad Seeds cantan en su bis “From Her To Eternity”, él llega a la sala de conciertos donde ella ya lleva un rato. Entretanto, el otro ángel, Cassiel, permanece en el escenario contemplando a los músicos, deseando dar el paso a la mortalidad humana. Nick Cave canta “…en esta noche solitaria la oigo llorar también a ella/las lágrimas cálidas se cuelan por las grietas y me caen en la cara/las recojo en mi boca/ llora y camina/de ella a la eternidad…”, mientras Damiel busca entre el público a su amor. Por fin, se va a la barra, vuelve a aparecer Nick Cave, que canta “Ya sé que puede parecer absurdo/ pero es el sonido más melancólico que he escuchado en mi vida/Camino y lloro, me arrodillo y lloro/De ella a la eternidad/Dime por qué, no sé por qué/El deseo de poseerla es como una herida/ que me roe como una arpía/Pero sé que poseerla es no desearla/Pues entonces, ya sabes…”, las imágenes que se desgranan son las de Marion abriéndose paso entre el público en dirección a la barra del bar y las de Cassiel, torturado en su indecisión, en la disyuntiva de tomar el mismo camino de Damiel o quedarse en su eternidad de ángel.



Y, por fin, el encuentro deseado de los amantes. Marion ve a Damiel e, instintivamente, como en una especie de raro flechazo sabe que ese es su hombre. Él se gira como si tuviera ojos en la espalda y le da de beber de su copa de vino blanco, como en un extraño pero familiar rito. Ella bebe un sorbo sin dejar de mirarle a los ojos y habla: “Por una vez, tiene que ser serio. He estado muy sola, pero nunca he vivido sola.[…) Creo que hoy hay luna nueva, una noche intranquila (…) y aun así nunca he abierto los ojos, y he pensado: ahora va en serio (…) Tenemos que acabar con el destino. Luna nueva: la decisión. No sé si será la correcta, pero sé que será una gran decisión. ¡Decídete! Ahora, en este instante. (…)”.



La escena que todos hubiéramos querido rodar junto a nuestra amada. O quizás la historia que aún está por rodar en nuestras vidas. ¿Quién sabe? Cuando la luna, Nick Cave y un encuentro al amparo de un amor por culminar flota en el aire.



MANOLO D. ABAD

">

jueves, 19 de enero de 2012

Nick Cave & The Bad Seeds "Moonland"



when I came up from out of the meat-locker
the city was gone

the sky was full of lights
the snow provides a silent cover

in moonland
under the stars

under the snow
I followed this car

and I followed that car
through the sand

throught the snow
I turn on the radio

I listen to the deejay
and it must feel nice

it must feel nice to know
that somebody needs you

and everything moves slow
under the stars

under the ash
through the sand

and the night drifts in
the snow provides a silent cover

and I'm not your favorite lover
I turn on the radio

and it must feel nice
o very very nice to know

that somebody need you
and the chilly winds blow

under the snow
under the stars

the whispering deejay
on the radio

the whispering deejay
on the radio

I'm not yr favorite lover
I'm not yr favorite lover

and It must feel nice
to leave no trace
(no trace at all)

but somebody needs you
and that somebody is me

under the stars
under the snow

(yr eyes were closed
you were playing w/ the buttons on yr coat
in the back ot that car)

in moonland
under the stars

in moonland
and I followed that car

Band Of Horses "Infinite arms"

">

I had a dream
I had a dream  
That I was your neighbor  
About to give birth
And then everything  
Was really hurt  
And I was so lonely
I didn't see It's like  
Living in a movie  
Twisting the plot  
My friends and family T
he little things I've got, I've got
 
When my thoughts drift to you
 
I love the morning  
I like to listen
To 4am birdies 
Begging to feed  
Now there's something here before me
A figure, I think
Isn't there a warning
Or something to drink  
My god, my god
 
When my thoughts drift to you
 
These mended bones
The storms approach  
Ever so slowly  
Out on the sea  
There's an animal below me
Lack of control  
Others came before me  
Others to come, to come
 
When my thoughts drift to you

martes, 17 de enero de 2012

Edwyn Collins "If you could love me"



"If you could love me"

Darkness

Darkness all around
And my senses have been stripped of sight and sound

Suddenly I came to,
A voodoo, amazed at what I saw
Struggling how to find the words
But words tend to stick right in my craw

I'm talking about siezing the moment
When the moment has gone
There's no telling me 'cos I'm holding on
Hope against hope that you've got it wrong

If you could love me
Like I love you
If you could love me
Like I love you

Frozen in time and space
Yet I feel no need to get out of this place
But suddenly the earth moved the planets grooved
I fell down on my knees

Someone pushed that take your leave
Your free go anyway you please

I'm talking about siezing the moment
When the moment has gone
There's no telling me 'cos I'm holding on
Hope against hope that you've got it wrong

If you could love me
Like I love you

If you could love me
Like I love you

I'm talking 'bout holding out
So scared to follow you

I'm talking 'bout holding out
So scared of loosing you


If you could love me
Like I love you

If you could love me
Like I love you

If you could love me
Like I love you
Like I love you
Like I love you
'Cos I love you

(Edwyn Collins)



domingo, 15 de enero de 2012

Odio París "Ya no existes"

">

sábado, 14 de enero de 2012

"Dentro de la maquinaria"


“Dentro de la maquinaria”


“Una semana en el motor de un autobús”
Nando Cruz.
Lengua de Trapo, 2011. 187 págs.



Desvelar el proceso creativo de un álbum, un libro o una película es ese estimulante territorio donde tantos desearían internarse, donde muchos querrían participar y el que todos anhelarían conocer. La colección que la editorial madrileña Lengua de Trapo ha puesto en marcha bajo la dirección de Víctor Lenore se propone desentrañar esos acontecimientos que rodean a la creación de algunos álbumes míticos del rock español. Al experimentado periodista y crítico musical catalán (Rock de Lux, El Periódico de Catalunya) Nando Cruz le ha tocado sumergirse en el peculiar universo del grupo alternativo granadino Los Planetas y su emblemático elepé “Una semana en el motor de un autobús”, publicado el 13 de abril de 1998, que cambiaría el rumbo del conjunto liderado por J y que, como muy bien reza el acertado subtítulo es la historia del disco que casi acaba con Los Planetas.

Varios son los aciertos de Cruz a la hora de embarcarse en la aventura de contar el viaje –puesto que con un grupo como Los Planetas todo consiste en un viaje- de la formación granadina hacia el reconocimiento masivo: las dudas de J, los problemas con las drogas de Florent, la difícil estabilidad de un grupo en ese momento trascendental en el que sólo existe la disyuntiva entre el todo y la nada, el perfil nada hagiográfico de los diversos protagonistas... Establecer una narración cronológica nos imprime el ritmo de un viaje lleno de dudas: el de unos Planetas a los que su líder J desea conducir a un status superior al del indie y el de las dificultades tanto personales como profesionales y, por supuesto, artísticas, que ello implica. La absorbente peripecia donde se mezclan los deseos de cambio del líder de la banda hacia un reconocimiento masivo, con las constantes dificultades derivadas de los choques con sus propios compañeros de grupo, la industria discográfica y los múltiples imponderables y esperas que acechan a los creadores, es trazada por el periodista catalán con un pulso que convierte el desafío en apasionante y el libro en un trabajo esencial que toda persona que desee entregarse a la creación (no sólo un rockero) debería leer. En el apartado de los debes, sólo la esperpéntica presencia como prologuista de una Julieta Venegas deseosa de hacerse un hueco entre algún despistado como neo-estrella alternativa (operación que culminó el pasado verano con su increíble actuación en el Festival Internacional de Benicàssim) puede emborronar un libro que hará las delicias de aquellos que desean saber qué hay detrás de la creación del trabajo discográfico que transformó la historia de Los Planetas y de una parte del rock español.


MANOLO D. ABAD

Publicado en el diario "La Nueva España", en el suplemento "Cultura", el 12de enero de 2012.http://www.lne.es/cultura/2012/01/16/maquinaria/1184709.html

jueves, 12 de enero de 2012

Band Of Horses "Blue Beard"

">

miércoles, 11 de enero de 2012

Morphine "El doloroso arte de la seducción"

Para abrir boca de cara al especial de "La Abadía Musical" sobre Morphine, por si a alguien le interesa de cara a la escucha esta tarde en RPA a las 18:40 h, les dejo un artículo que publiqué en el número 154 de la revista "Ruta 66" correspondiente al mes de octubre de 1999.



Morphine, el doloroso arte de la seducción

Texto: Manolo D. Abad
Publicado en Ruta 154 octubre 1999.

La inesperada desaparición de Mark Sandman, fallecido el pasado verano sobre un escenario, hace inevitable este repaso a un trío irrepetible como fascinante.
«El tiempo hace justicia y pone todas las cosas en su sitio» (Voltaire)
Les descubrí en un video que emitía MTV. A través de la pantalla pude contemplar agobiantes imágenes de claroscuros en riguroso blanco y negro, la sombra de los resortes de un ascensor, una voz seductora filtrada por el sinuoso ritmo de un bajo ‘’good, good, good’’. Muchos meses después, el grupo asturiano Hi-Fi teloneaba casi con idénticas armas -en este caso no había saxo, sólo percusión/bajo/voz- a otro grupo bostoniano: Come. Su bajista se empeñó aquella noche en discutir el adjetivo ‘’cool’’ como definitorio de Morphine o, más en concreto, de Mark Sandman. Polly Jean Harvey escoge el calificativo ‘’sexy’’ para este revulsivo suspendido entre el rock y el jazz, tan lejos de cualquier etiqueta que el reto de definirles parece tarea de titanes infiltrados entre la atmósfera que separa el sonido exhalado por el saxo y el extraido por el bajo, mientras una batería dibuja atrayentes ritmos. Todo ello en un clima narcótico donde pierde sentido cualquier asidero previo, cualquier consideración apriorística sobre la naturaleza de lo que escuchamos.
¿Dónde se oculta el eslabón perdido del que surge Morphine? Resulta complejo escrutar lo sucedido entre el final de un grupo llamado Treat Her Right -una correcta banda rock donde tocaban Sandman y Conway- y el inicio de este espeluznante paseo por territorios de luces tenues, no se sabe si en un atardecer premonitorio de grandes emociones o en la agobiante chispa de un atardecer, indeseado final de una agotadora carrera en busca de promesas rotas. Estamos pues ante un grupo de rock abisal llamado Morphine, pues sólo en las profundidades del esquema tradicional del rock se puede rastrear un origen producto de un creador genial, un auténtico compositor de algo que quizás otros soñaron, un viaje submarino de muchas leguas marinas en el que la paz espiritual es sólo una de las múltiples emociones sugeridas, y, desde luego, anheladas por muchos.
PRIMERAS NOTICIAS
Las primeras noticias de un trío llamado Morphine se tienen a principios de 1990 en Cambridge, Massachusetts. Mark Sandman (bajo de dos cuerdas, voz, ‘’tritar’’, guitarra, órgano) y Billy Conway (batería) habían coincidido en Treat Her Right -su música puede escucharse en el recopilatorio «This Is Fort Apache»-, mientras Dana Colley (saxos varios) procedía de Three Colors. Hasta 1992 no habrá muestras sonoras palpables del talento de este trío en las cercanía de Boston.
El álbum de presentación, titulado «Good», contiene las primeras maniobras de un grupo que es un estilo en sí mismo, algo tan difícil como inusual, un proyecto sonoro que logra no dejar indiferente a quien lo escucha. Entre las doce canciones de este primer elepé aún se adivina cierta falta de cohesión, lo cual no es óbice para que se encuentren sin dificultad motivos de regocijo ante creadores apasionantes. El seductor feeling de «You look like rain», balanceada a través de la calidez del saxo; el instrumental «Lisa», un solo de saxo que parece una especie de homenaje a la pizpireta hermana de Bart Simpson; la hipnótica «The only one»; el misterioso tema «The other side», con un embriagador saxo; la presión sostenida en el redoble de caja de «Test-tube baby/Shoot’em down»; la taciturna «The saddest song», son sólo algunos de los ejemplos contenidos en un álbum debut donde ya se adivinaban las virtudes que harían de Morphine un punto de referencia en la ascensión del rock alternativo a principios de los 90.
Un sonido emocional, oscuro, sugerente, intenso, emanaba de su repertorio y los primeros reconocimientos -como, por ejemplo, el «álbum independiente del año» en los premios de la música de Boston- comenzaban a llegar. Morphine desarman los tópicos, transgreden las normas con tan apacible naturalidad que cualquiera podría caer en la tentación de creer que lo suyo es algo fácil. Coser y cantar…
Sin embargo, hasta que se publica «Cure For Pain», su segunda entrega, las intuiciones no habían alcanzado esa fiabilidad que el nuevo elepé otorga. Constituye una prueba definitiva no sólo de su talento, sino de las posibilidades de su singular estilo. Es entonces cuando la enigmática figura de Mark Sandaman pasa a ser el centro de atención de aquellos interesados en desvelar los misterios ocultos en las crípticas texturas del trío de Massachusetts. ¿Qué importa que Sandman condujese un taxi, trabajase por diversos estados norteamericanos o que viajase en barco? El líder de Morphine elude una comparación que nos llevaría, a todos los aficionados a la novela negra, a situar su nombre al lado de Jim Thompson. Pero, antes de que la caza de brujas pueda alcanzarles, Morphine refuerzan su propia entidad con nuevos argumentos.
Para «Cure for pain», la canción, Sandman se inspiró en una foto en la que se veía a varios políticos bebiendo champán y brindando por vencer en su batalla contra las drogas. Sutil e irónico, lúcido pero realista, misterioso pero desprovisto de la glamourosa luminosidad de las estrellas rockeras, el atractivo surge de la propia inteligencia con que saben expresar tantos matices. «Thursday» es un relato negro envuelto en un bajo opresivo al que suman saxos tanto o más aplastantes que los sonidos transmitidos por las dos cuerdas. «Por supuesto que el dolor es disfrutable», afirma Sandman, dándole la vuelta a la tortilla del placer y el dolor. En «Cure for pain» suena sarcástico pero victorioso: «Cuando haya una cura para el dolor, ese será el día que tiraré las drogas». «El amor es la mejor de las drogas», declara. «Todos somos diferentes, únicos. Algunos quieren enamorarse durante un mes, tener a alguien cerca y luego dejarlo. Decir que estaban equivocados y abandonar». Tantas explicaciones llegan a cansar y la opción es permanecer en lo alto de una torre de márfil manteniendo cierta distancia con respecto al hecho creativo en sí. «Me gusta la consistencia. Estoy en mi intimidad y no me enamoro fácilmente», dice Sandman. Puedo compartir esa sensación, Mark, te lo aseguro.
El caso es que cinco canciones de «Cure For Pain» forman parte del filme independiente «Spanking The Money», película aplaudida en el Sundance Festival de 1993, lo que también ayuda a expandir su encanto. «Mary won’t call my name?» coquetea próxima al feeling del jazz, lo mismo que ese estremecedor homenaje que es «Miles Davis funeral». Por su parte, «Buena», es el ejemplar sobresaliente para la captación de cualquier duro de oído. Las perlas corresponden a la preciosa «Candy», inocencia descrita en un tema excelente, y a la inaudita «In spit of me», donde el despecho consigue resolverse sin un sólo viento. Sonando confidencial e íntimo, desprovisto del saxo, este último tema encuentra otro rumbo para demostrar el talante de exploradores en busca de nuevas experiencias.
GIRA MUNDIAL
La consecuencia es inmediata: gira mundial por dieciséis países, hasta la llegada en 1995 de «Yes», la rotunda confirmación de un proyecto que está explotando todas y cada una de las posibilidades de un estilo propio, irrepetible. Han ganado la batalla, es difícil que sus propios experimentos puedan ya considerarse un testimonio aislado, pues hay ya un crisol de sensaciones que van en aumento a cada nueva canción. «La comunicación entre tres personas favorece muchas cosas. Propicia una mayor energía y fluidez. No necesitamos guitarras ni teclados, podemos irnos por la tangente en cuanto queramos. Algunas canciones no tienen arreglos terminados, o sea que, cuando estamos en directo, se puede decir que funcionamos a nivel telepático», confesaba Sandman en una entrevista de 1994, publicada en RUTA 98. Asimismo le gustaba decir que en su música había espacios abiertos suficientes como para que el oyente encontrará sus propios caminos y respuestas, satisfaciera sus propias necesidades físicas y espirituales.
Superada la prueba de los rigores que los tours mundiales acostumbran a imponer en los menos preparados para ellos, Morphine no sólo han llegado a la madurez, sino que se encuentran en plena gloria, con sus capacidades al máximo de rendimiento. Por primera y única vez prescinden del breve e inquietante prólogo instrumental para mostrar de salida una fuerza sin paliativos: «Honey white», un tema donde todo el grupo brilla desde el hallazgo de un estribillo -que conjuga la faceta oscura y obsesiva con unos vientos supremos- rematando una canción irresistible, uno de esos singles por los que tantos cazatalentos hubieran dado la vida. Ahondando en este fenomenal álbum de afirmativo título descubrimos el potencial de canciones como «Super sex», donde Sandman, casi recitando, logra ensamblar los elementos de la seducción con los fantasmas que giran alrededor de muchas relaciones sexuales (rock’n’roll-discoteca-whisky-cigarrillos-taxi-hotel).
La capacidad de síntesis se sumerge en el lado oscuro y allí sobresalen sin dificultad el sombrío y amargo «I had my chance», la inquietante «The jury», la experimental y frenética «Sharks», la romántica desnudez de la historia de desamor que es «Gone for good» -donde ‘’tritar’’ y voz resuelven el asunto con brillantez y sin problemas- o la torturada «Free love». «Amor libre… ¿qué es eso?», se oye en esta última. Son preguntas cuya única respuesta la ofrece un saxo desaforado, un bajo crujiente, una dinámica batería. Una vía austera pero más clarividente que todas las superproducciones del mundo. El antídoto definitivo a la sobresaturación tecnológica, un paseo por los terrenos donde la instrumentación natural, y las vibraciones del cuerpo, se imponen al tecnicismo simplista que resuelve sin problema cualquier atisbo de duda compositiva.
Estamos ante la destilación de un estilo donde los estereotipos pierden fuerza, aunque una relación turbia descrita por Patricia Highsmith en sus «Relatos Misóginos» podría resultar la más certera para encontrarles imágenes. Los voluntarios en ese terreno, el de la literatura vertida al cine, son legión y las relaciones de Morphine con la industria cinematográfica se intensifican: la magnífica «Beautiful girls», de Ted Demne, les busca un hueco para un tema que curiosamente no saldrá en el disco de la banda sonora; «Cosas que Hacer En Denver Cuando Estás Muerto», «Malas Compañías», «Get Shorty» y «Postales Desde América», son otros de los largometrajes beneficiarios de su capacidad de sugestión.
TOCANDO TECHO
Los grandes festivales se los rifan: Glastonbury, Reading y Roskilde les acogen, durante 1995, con los brazos abiertos. Lo mismo les ocurrirá al llegar a Boston, donde reciben el galardón de sus conciudadanos, ese que augura popularidad a tu vida cotidiana. La pregunta es obligada: ¿han tocado techo tras «Yes»? En «Scratch» responden a esta cuestión: «Una vez estuve sentado en la cima del mundo, tenía realmente cosas entre manos, pero algo empezó a ir mal. No sé bien el qué y ahora estoy sentado en casa solo…». Las canciones pueden explicar por si solas muchas de las inquietudes de un artista. Pero no, claro, el techo no tiene porque tener límites, aunque todos sepamos que no es infinito. Si uno agota sus posibilidades es por la mencionada falta de madurez que impide saber asimilar la gloria en bocanadas y no a lo bestia.
Y así, manteniendo la respiración correcta, braceando con la sincronía adecuada, es como llegamos a «Like Swimming», aparecido en 1997. El aire desértico, un aroma a droga africana, se percibe desde el instrumental «Lilah». «Early to bed» posee esa rotundidad necesaria para ser el tema de enganche a las masas y un nuevo experimento, ya que son los teclados quienes se incorporan -de una manera aún tímida pero efectiva- al conjunto, que se muestra bien engrasado y con múltiples opciones. Emergen ejercicios cercanos a las texturas jazzy («Whishing well»), obsesiones de aplastante resolución conectadas directamente con la serie negra («Murder for the money», «Eleven o’clock»), más crímenes («Hanging on a curtain»), culpabilidad («Empty box») o el ya clásico movimiento en el que se prescinde del saxo para alcanzar cimas minimalistas pero de extraordinario poder de atracción («Swing it low»). Todo un muestrario de las múltiples posibilidades de unos creadores en estado de gracia, en fase de plena consagración.
Para rematar el regocijo, sus adictos -sólo esos podrían ser sus fans- reciben a continuación el regalo de una acertada, y por momentos sorprendente, recopilación. «B-sides And Otherwise» explora en las profundidaes del grupo para rescatar pasmosas piezas con las que completar el alucinatorio retrato de una de las más peculiares formaciones que han invadido el repetitivo y conservador universo rock. Desde el dinamismo de «Mile high» a la orfebrería guitarrera de la eminente «Bo’s veranda», pasando por las atmósferas cargadas de imágenes distorsionadas de la pesadillesca «Down love’s tributaries» o las narcóticas «Kerouac», «Mail» y «My brain». Una compilación para auténticos devotos de Morphine. «Juegos Salvajes» será su penúltimo coqueteo con el cine, filme donde vuelven a resultar tan reveladores como de costumbre…
Como un extraño rito de amor, la historia de Morphine tiene un final agridulce. Pendiente aún de publicarse su nuevo álbum, Mark Sandman muere en plena actuación en Palestrina, cerca de Roma, desplomándose ante el público -unas 2.000 personas- tras haber tocado cuatro canciones. Interpretado como un gesto escénico del líder de Morphine, esos minutos sin duda resultaron trascendentales para no poder recuperarle del ataque cardíaco que había sufrido. Queda la música de un grupo visionario que se adelantó al nuevo milenio pero no pudo seguir creciendo.
Aunque muy posiblemente veamos alguna colección más de grabaciones conocidas e inéditas, el trío inevitablemente desaparece con su cabeza, ese «bohemio a la vieja usanza que se deleitaba en injuriar lo moderno», como le definió un amigo. Para él, se acabó el dolor.

MANOLO D. ABAD

martes, 10 de enero de 2012

Morphine "A good woman is hard to find"

">

lunes, 9 de enero de 2012

The Wonder Stuff "On the ropes"



Take these words and stick 'em in your head
Now roll then 'round until you can't forget
What's said
Take this time to lie about everything
About who you are and who you've been
Don't let the world get in

It's happened to me
It won't happen to everyone
It don't give in,
It will repeat, it will repeat, it will
And my central theme barks like a dog in me
The modern idiot is here and plain to see
I can't kick aside a kick inside
Call off the dogs, I won't admit
I changed at all but lied just a little bit]
Seconds out
D'you wanna know what this fight's about?
Commerciality over art can't win out
I'm alike in a lot of ways
I'm alike in a lot of ways
I'm alike in a lot of ways
[Chorus]
Just a little bit
Just a little bit
I'm alike in a lot of ways
I'm alike in a lot of ways
I'm alike in a lot of ways
See this way no more

jueves, 5 de enero de 2012

Los Enemigos "Na de na"

">

Sé que hoy no,
sé que hoy no voy a tenerte,
sé que hoy no vas a tenerme a mí.

¡Hay que ver!
esto lo sé ná más verte
entre la gente y de repente,
de repente, de repente,
caigo en la cuenta de,
caigo en la cuenta de que te divierte.

Creo que no
quiero volver a verte,
sé que luego pensaré que sí.

Que si no
puedo dejar de quererte
como quieres que te cuente,
que te cuente, que te cuente
que yo no soy así,
que como voy a ser lo que tú inventes.

Y que no intentes, no intentes,
no intentes cambiarme así,
no me inventes y no me cuentes,
sigo siendo el que hay enfrente,
enfrente, enfrente de ti
hay un tío de lo más corriente.

Sé muy bien
que habías soñado otra cosa,
yo también soñé con algo así,
algo así como un camino de rosas
que salieron apestosas,
y me fui, y me fui.

Y vengo a parar aquí,
a que me conviertas en otra cosa,
no hermosa, no hermosa.

No intentes cambiarme así,
no me inventes y no me cuentes,
sigo siendo el que hay enfrente,
enfrente, enfrente de ti
hay un tío de lo más corriente.

No intentes cambiarme así,
no me inventes y no me cuentes,
sigo siendo el que hay enfrente,
enfrente,
¡ná ná ná ná
ná de ná!

(Josele Santiago)



martes, 3 de enero de 2012

Tindersticks "Medicine"

"

This medicine you want
Medicine you need
Medicine to get you on your feet
I feel weak

Cause every single day
And every single hour too
That medicine it works inside of you
In your head
In your dreams
In your dreams

You worked it so hard
You tried to make it shine
Medicine it keeps you down half mind
In your head

Cause every single day
And every single hour too
That medicine it works inside of you
In your head
In your dreams
In your dreams

Hugo Race-"Will you wake up"

">