jueves, 31 de octubre de 2013

The Stranglers "Toiler on the sea"

">

lunes, 28 de octubre de 2013

El genio en Asturias



“Deslumbrantes sueños de oscuridad”*
El Genio en Asturias

Es 23 de abril de 1996, Plaza de Toros, Oviedo. Me siento como en un sueño, sentado en las desvencijadas graderías del coso taurino, contemplando a uno de mis ídolos de siempre, a Lou Reed. Trato de sujetar los nervios cuando la intro de “What´s good” me transporta al fin del mundo, como la banda sonora de la película de Wim Wenders a la que pertenecía. Como en esas extrañas intuiciones que nos invaden a veces, sé que va a ser una buena noche. Se suceden “Sweet Jane”, “NYC man” y “New sensations” para comprobar que sobre el escenario tenuemente iluminado vamos a contemplar uno de esos conciertazos. Pienso en Ignacio Julià, el codirector de mi revista de entonces -“Ruta 66”-, que se quedó irremediablemente fascinado por el genio oscuro y le siguió por todo  el mundo y hasta consiguió entablar algo parecido a una amistad.


El público está a la altura, la plaza no está llena pero quienes acuden son fans verdaderos, de los que escuchan, toman nota, saborean y disfrutan. Ni gritos de más ni concesiones de estadio, justo lo que un tipo como Lou Reed alimenta. Él que marcó una época con su poesía oscura, contraste necesario para derrotar el hippismo en unos tiempos donde todo se hundía, muy parecidos a estos, tan descreídos, despiadados e hipócritas. Sin alharacas, el concierto se desliza hacia un climax de psicodelia densa con “Set the twilight reeling” y esboza una tímida comunicación en “Hang on to your emotions”. En ese momento ya disfruto sin medida del instante. En la oscura ciudad que no es ni de lejos New York pero que estaba repleta de pequeños locales donde la música no paraba de sonar entre vahos de tabaco, la del Monster, el Chanel o el Paddock, ahí estaba ofreciendo una actuación magistral un grande. “Gracias, amigos” suelta tras la hora y media de magia antes de volver a escena tras varios minutos de aplausos, para redondear la noche con “Walk on the wild side”, “Satellite of love”, “Hooky wooky” y un monumental “Vicious”, deconstruído a la forma Velvet, escalofriante.

Regresó un lluvioso 23 de julio de 2000, en La Morgal de Llanera, al Doctor Music Festival de la polémica, de la oportunidad perdida que ya se había escapado mucho antes –cuando a algún lumbreras le dio por cargarse el pionero festival Oviedo Múltiple-. Un domingo de resaca, haciendo equilibrios entre el barro junto a Ramón Zaráuza y Fernando Martín, líder de Desperados, que cubría para “El País” el evento en una actuación más discreta, de festival y, aún así, con diferencia, lo mejor de aquella jornada de clausura, bastante alejada de una especial noche de la primavera ovetense de 1996 para conservar en los lugares de oro del corazón.

MANOLO D. ABAD

Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 28 de octubre de 2013 en un especial dedicado a Lou Reed

* (Este título no aparece en el artículo publicado en el diario "El Comercio")

Lou Reed & John Cale "Nobody but you"

">

domingo, 27 de octubre de 2013

Lou Reed "I love you"

">

Lou Reed (1942-2013)


Ajedrez inesperado


Crónicas de Vestuario. –

“Ajedrez inesperado”

En los últimos años de su historia, el Real Oviedo parece abocado a protagonizar la obra de Roahl Dahl “Relatos de lo inesperado”, los cuentos que inspiraron la serie televisiva “Alfred Hitchcock presenta”. Unas narraciones donde siempre surgía un elemento que truncaba una situación que, en principio, parecía bien encarrilada y que iba complicándose como un enredadera en una tapia. Hasta concluir en un sorprendente final.

Si la semana había sido agitada en lo institucional, el partido ante el asombroso Zamora de este inicio de temporada, comenzó con la parsimonia de una partida de ajedrez. Las piezas iban desplegándose sobre el tablero a la busca de un error del contrario con el que resolver el encuentro. Los zamoranos agazapados. Los ovetenses llevando el peso del partido con un ritmo lastrado de precauciones y de dudas. Ante una semana intensa, la única de la temporada con partido en miércoles, los azules intentaban rentabilizar una chispa, un destello que sólo llegó de las botas de Annunziata, el único jugador capaz de profundizar en una primera parte de exasperante tanteo a la espera de un giro de azar en forma de error a rentabilizar.

La segunda mitad nos deparaba más ritmo de inicio, la circunstancia que podía desequilibrar el partido y ello permitió ver a un equipo algo más alegre que el circunspecto gris previo. El balón seguía negándose a entrar pero parecía que los azules podrían, beneficiados por la entrada de Eneko, cuya explosividad fue decayendo, y posteriormente de ese Señé del que siempre se espera más. La lección de la paciencia implica control -ese cuya pérdida generó las tres derrotas previas- y en ella se ha aplicado el equipo en lo que parece una de las claves para poder alcanzar el objetivo deseado. La otra es el acierto de cara al gol, asignatura donde el cuadro azul ha suspendido y que es la que, finalmente, decidió el resultado.

El tramo final nos deparaba otra narración para que Roahl Dahl la escribiese. Desde la primera expulsión en el minuto 75 de Di Biase, el partido se complicó en un recital de expulsiones, juego sucio de los zamoranos y un devenir desesperante. Ahí ya sólo cabía el recurso a la épica, pero esta vez los guionistas no estaban de la parte azul. El primer tercio de la Liga regular se completará el próximo domingo ante el Rácing, un momento que servirá para contemplar el horizonte de un grupo que nada tiene que ver con el de la temporada pasada. Así que toca olvidarse del Tenerife como comparación y establecer ese guión nuevo, el de una lucha sin cuartel, entre el ajedrez y los relatos de Dahl para que otro maestro del suspense lo filme y desear que sea en color azul.

MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición de papel del diario "El Comercio" el domingo 27 de octubre de 2013

sábado, 26 de octubre de 2013

Hoy en Oviedo


El Tamar en concierto en Whipporwill a partir de las 23 h.

viernes, 25 de octubre de 2013

Ultra Vivid Scene "Mercy seat"

">

Amparo Soler Leal (1933-2013)


The Paul Collins´ Beat "Dreaming"

"

jueves, 24 de octubre de 2013

The Del Fuegos "Breakaway"

">

miércoles, 23 de octubre de 2013

Gypie Mayo (1951-2013)


Prodigioso guitarrista al que tuve la suerte de ver en concierto con Dr. Feelgood en la sala La Real de Oviedo en una de las dos ocasiones en que actuaron allí. En la foto, en su primera época en la banda con el gran Lee Brilleaux.

The Del Lords "Judas kiss"

">

martes, 22 de octubre de 2013

Víctor Alperi (1930-2013)


Soulsavers "Ask the dust"

">

lunes, 21 de octubre de 2013

domingo, 20 de octubre de 2013

El oro de lo real


Crítica. Música. –

“El oro de lo real”

ISRAEL NASH BAND
Monkey Club, Gijón.
Viernes 18 de octubre de 2013.
Hay momentos irrepetibles, que se fijan en nuestra memoria como una mancha de oro para conservar en las adversidades de los malos tiempos. Para recordarnos dónde está lo alto y lo bajo, para definir posiciones ante todo lo que nos encontramos. 

El concierto de Israel Nash Gripka y su banda fue uno de esos momentos. Mientras la masa pierde el culo por asistir a esos conciertos-acontecimiento que quizás valgan para definir un concepto de historia y poco más (vacío rock de estadio para engañar a las masas), otros nos decantamos por lo terrenal, la música y los sentimientos que abre en nosotros, por esa intrahistoria que es la de nuestras pequeñas vidas. Las de las ilusiones, los momentos decepcionantes, los amores, los desamores, las esperanzas y la realidad, todo eso que artistas como Israel Nash son capaces de sugerir y alumbrar con conciertos magníficos, plenos de sentimiento y garra como el que dio ayer en el recoleto club gijonés.

Presentaba Nash “Rain plans”, un tercer álbum mucho más melancólico que su precedente, teñido de esa psicodelia americana, envolvente, plena de sugerencias, puro espíritu Neil Young, expresado con pasión y buen tino. Todo un lujo el que nos brindó la gente de Promouters, el haber traído a un artista en plena efervescencia, respaldado por una banda capaz y consistente. Pocos pueden comenzar una actuación con medios tiempos evocadores, que en este su tercer álbum predominan en forma de canciones magníficas como “Myer Canyon”, “Woman at well” o la pieza que da título al disco, e ir creciéndose de forma casi imperceptible hasta la explosión del mejor rock de guitarras americano.

Una verdadera delicia que se culminó con un bis donde sacaron sus conocidos “Fool´s gold” y el maravilloso “Baltimore”, para rematar una hora y veinticinco minutos de uno de los mejores conciertos de este 2013 en Asturias.
MANOLO D. ABAD

Fotos:MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel en el diario "El Comercio" el domingo 20 de octubre de 2013

sábado, 19 de octubre de 2013

Fotos y fotógrafos


Vetusta Blues. –

“Fotos y fotógrafos”

El próximo 1 de noviembre se inaugura la sexta edición de Fotoviedopress, las Jornadas internacionales de fotoperiodismo. En estos tiempos de recortes en que el valor de muchas actividades se pone en duda, bueno es recordar y resaltar el trabajo de estos profesionales.
Noticias tan inquietantes como la de ese diario estadounidense que le entregó un móvil a cada redactor para que ilustrara sus noticias pudiendo así prescindir de la plantilla de fotógrafos, me trasladan a tantas y tantas aventuras en las que he tenido la fortuna de compartir mi labor con muchos de ellos. Desde mi primer fanzine, “Setenta Veces Siete”, en el que conté con Fernando Castro para retratar las entrevistas con Crónicas Húmedas e Imágenes de Archivo, encontré el complemento gráfico como una base fundamental. Tan sólo unos años después, a finales de los 80, cuando comencé mi colaboración con Ruta 66, conté con un compañero de clase de mi hermana –Luis Hevia- para plasmar en imágenes mis textos sobre conciertos y entrevistas. Luis se profesionalizaría poco después y a su estudio le llevaría a lo más granado del Xixón Sound para unas sesiones únicas. Es curioso: el paso del tiempo ha dotado de mucha mayor importancia a aquello. Un tiempo, una época, se quedan grabados en una memoria de imágenes que abre un cofre escondido en la mente, de donde brotan recuerdos con mucha facilidad. De aquella época única, a otra irrepetible: la de los primeros festivales de música a mediados de los 90, que cubrí para “Ruta 66” y mi revista “Interferencias”. En uno de ellos conocí a Joan Fitó, un catalán que también se venía puntualmente a cada festival de cine de Gijón y con él viví multitud de aventuras y conciertos. Muchos también, en la misma época, con Pablo Lorenzana para la revista “Astur Music”. Pablo es uno de esos grandes que sabe captar el instante en los directos como sólo los mejores son capaces de conseguirlo.
Siempre me ha encantado la gran solidaridad que suele existir entre los fotógrafos, a diferencia de la prensa escrita donde las envidias, los celos y las zancadillas son moneda de uso corriente. Nunca podré olvidar el gesto de uno de los grandes de esta profesión, mi amigo Xavi Mercadé (Rockviu, Ruta 66), quien en pleno festival Primavera Sound le ofreció a Joan Fitó una cámara cuando le comentamos que se le había estropeado la suya antes de una de las actuaciones principales, la de Echo & The Bunnymen. Joan no se hizo a esa cámara y Xavi –sabedor de que quería al grupo británico en la portada- me regaló algunas de las instantáneas.
Para esta edición de Fotoviedopress se ha producido un curioso tour de force entre fotógrafos y algunos escritores. La experiencia ha resultado fascinante –hablo por experiencia propia- y podrán verse los resultados en una de las exposiciones y, más adelante, en un libro que promete ser único. Uno sólo de los múltiples alicientes para acudir a ver la obra de unos trabajadores imprescindibles en el periodismo de hoy y de siempre.

MANOLO D.ABAD  
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 19 de octubre de 2013

viernes, 18 de octubre de 2013

Hoy en Gijón


jueves, 17 de octubre de 2013

Ed Lauter (1938-2013)


Israel Nash Gripka "Baltimore"

">

miércoles, 16 de octubre de 2013

Israel Nash Gripka "You were right"

">

Israel Nash Gripka "Fool´s gold"

"


Give me lovin' like a cannonball
I can't stand but baby we got walls
the air is thin so lets take it down
to meet the street and the evening crowd
turn the corner and I heard her sing
Shake me down and take me off with a ring

Building bridges ain't the hardest part
it's trying to swim when they fall apart
And all I got was fool´s gold
they never get you what you needed most
you know the silver always brings you home
like friends and lovers well they
come and go like fool´s gold

Wish I knew how the story went
I guess I would if I remembered it
but it's just like it always is
with a broken head and a busted glass
throwing caution right against the wind
it takes me down and it always wins

Building bridges ain't the hardest part
it's trying to swim when they fall apart
and all I got was fool´s gold
they never get you what you needed most
you know the silver always brings you home
like friends and lovers well they
come and go like fool´s gold

Out hear the mouth is a token
the fallout it comes easily
I know to ruin the moment
it's a valley just waitin' for me

And all I got was fool´s gold
they never get you what you needed most
you know the silver always brings you home
like friends and lovers well they
come and go like fool´s gold

martes, 15 de octubre de 2013

Yo La Tengo "Big Day Coming"

">

lunes, 14 de octubre de 2013

El precio del liderazgo


Crónicas de Vestuario. –

“El precio del liderazgo”

Después de tantos dimes y diretes, en una semana de dudas y tensión: líderes. Son las circunstancias de un equipo como el azul, a expensas de unas urgencias históricas que empujan y presionan como en pocos lugares futbolísticos lo hacen. Sólo así se puede entender cómo después de una victoria ante el aguerrido Marino de Luanco muchos aficionados gritaran al cuerpo técnico y los jugadores como si hubieran perdido de goleada. Es la histeria de una ansiedad desmedida, de las expectativas que crecen tanto que se desbordan en una riada que se lleva consigo toda capacidad de análisis y raciocinio.

Una semana después de todas las turbulencias, de las imágenes de la impaciencia… líderes. Allí dónde se quiso estar desde ese primer y esperanzador arranque de juego deslumbrante para ilusionar a una hinchada que ya ha encajado demasiados golpes y que sólo necesita un pequeño aliento para alimentar su esperanza, como ese enamorado que sólo desea una sonrisa, un pequeño brillo en los ojos para seguir creyendo que su sentimiento llegará a ser realidad. Pronto se acabaron las dudas, tras un centro de un Susaeta mucho más incisivo que en todas las jornadas previas, con el que Cervero abrió la lata y desbarató las intenciones defensivas de un Avilés acomplejado, sombra del desparpajo sólido con el que le hemos visto jugar esta temporada. Algo tuvo que ver en ello un conjunto azul macizo, serio, sin brillantez –Eneko ha perdido esa chispa por banda y se le echa mucho de menos- pero con una entereza como hasta ahora no se le había podido observar a los de Granero.

Poco ofreció como alternativa el Avilés, equipo donde despunta el magnífico Álex Arias, anulado ayer -una sombra neutralizada por el buen hacer azul-, excesivamente acorralado en sus precauciones defensivas, sin bandas (las espectaculares demostraciones del gran Dani López desaparecieron), sin ritmo –la presión oviedista ahogó la línea de creación blanquiazul, ayer granota- y sin un plan distinto desde el primer cuarto de hora cuando vieron su portería vencida. Una decepción lo visto, con un entrenador al que se le supone categoría como Josu Uribe, incapaz de cambiar el guión, conformista hasta el hastío en un encuentro que fue muriéndose en una pelea en el medio del campo donde el Real Oviedo impuso sitio y determinación. Liberada la ansiedad que se había generado en los siete días transcurridos desde el encuentro ante el Marino de Quirós, el once azul disfrutaba de su ventaja sin los agobios que podían suponerse ante un equipo avilesino que partía como un invicto consistente. Atentos han de estar los blanquiazules de no entrar en una barrena de ansiedades como la de la temporada anterior, donde cayeron en un picado que por poco les cuesta la categoría.

Y es que las expectativas, esa ansiedad desmedida, crean monstruos, pero el equipo azul ha de saber –y parece que está en el camino de esa mentalización- que su caso no tiene parangón con nada. Que todos –cuerpo técnico, jugadores, afición, medios- han de vivir en una constante de exigencia máxima hasta que el objetivo se cumpla. La primera estación –el líder- ya está ahí, frente a nuestros ojos. Ahora sólo queda conservarla hasta el final.

MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el lunes 14 de octubre de 2013

lunes, 7 de octubre de 2013

Entrevista con The Wedding Present



“Los 80 fueron una época excitante para la música alternativa”

El grupo británico The Wedding Present actúa esta noche en la sala Acapulco de Gijón (21:30 h., 12 € anticipada). Formado a mediados de los 80 en Leeds, The Wedding Present es uno de los conjuntos que mejor representa el movimiento after-punk de los 80. Liderada por David Gedge, en torno al cual se han ido sucediendo diversas formaciones, viven una segunda juventud, reivindicados por numerosas bandas que tratan de recoger el legado de unas canciones efervescentes. “Creo que los 80 fueron un momento extraordinario para la música alternativa. Probablemente debido a que la industria y la música convencional de aquel momento era horrorosa, aparecieron un montón de artistas interesantes que marcaron una gran época”, expone Gedge. El grupo ha recuperado casi en su totalidad su segundo álbum, “Bizarro” (1979), “tocar Bizarro en vivo es una experiencia muy intensa. Se trata de un álbum musculoso y tocarlo es casi como estar trabajando durante una jornada dura en el gimnasio. También recuperamos algunas canciones de “George Best” (1987) - su álbum debut- o “Seamonsters” (1991)…”. Las diferencias que Gedge observa respecto a la actualidad del momento en que se grabaron los mencionados tres primeros álbumes son, básicamente,“tecnológicas. Ahora resulta mucho más fácil y barato grabar y promocionar discos, y es esa diferencia tecnológica la que implica que haga falta menos dinero para rentabilizar esos trabajos. Todo esto ha transformado la industria, tal y como la entendemos en la actualidad”.
Recuerda los años de finales de los 80 como “un tiempo excitante, de muchos cambios. Un momento de juventud en el que luchamos por hacernos un sitio y asentarnos en el panorama de la música, unos años de gran creatividad y de un ambiente irrepetible”. Transcurridos casi treinta años desde su incursión en el mundo de la música, el combustible que permite a David Gedge seguir componiendo y actuando es “la música actúa en mí como si fuera una adicción, es algo obsesivo, que me mantiene y me alimenta a seguir en ello”.
Entre 1997 y 2004, David Gedge emprende una nueva aventura bajo el nombre de Cinerama, un proyecto de pop más sofisticado, que le permitió desvincularse de la intensa actividad llevada a cabo con el grupo con el que se dio a conocer. “Ese paréntesis, en efecto, me permitió regresar a The Wedding Present con mucha más ilusión y fuerza si cabe. Aunque también me entristeció detener la actividad de Cinerama porque estaba muy feliz, tanto con la banda que tenía como con el proyecto musical que habíamos puesto en marcha”. Habiendo dedicado su primer álbum y una canción al mítico futbolista británico George Best, me intereso por saber cuál sería el jugador a quien en la actualidad le dedicaría una canción “bueno, ninguno en especial, a George Best le dediqué la canción y el álbum no por su condición de futbolista, sino porque se trataba de un verdadero icono pop”. 
Y, ¿qué se va a encontrar el público que acuda a su concierto gijonés?“Tocaremos todas las caras a de nuestro hit parade, junto a otros cuarenta minutos del resto de la música del catálogo de Wedding Present”. Y, lo más probable, y como suele ser costumbre en su banda, no tocarán bises, ya que Gedge opina que son “una hipocresía del ritual de la música rock en vivo, si ya lo has dado todo antes, ¿qué sentido tiene volver a salir para tocar un par de canciones más?”.

MANOLO D. ABAD

Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 7 de octubre de 2013. http://www.elcomercio.es/v/20131007/cultura/fueron-excitantes-para-musica-20131007.html

sábado, 5 de octubre de 2013

Pasando por el aro


Vetusta Blues. –

“Pasando por el aro”


Han transcurrido treinta años, pero el recuerdo aún se conserva vivo en la memoria de muchos, que quedaron definitivamente enganchados por la magia del básket. Los hados se conjugaron para que Real Madrid y Barcelona empataran a todo lo posible en la Liga de baloncesto de la temporada 1982-83 y que se hiciera necesario un insólito desempate a celebrar en una localidad equidistante de las dos poblaciones más habitadas de España. Por mor de la casualidad (y del esfuerzo de la Federación Asturiana de Baloncesto), el partido se celebró en Oviedo y allí acudimos un grupito de casi adolescentes a animar al equipo que nos había enganchado en esos mágicos Torneos de Navidad, tradición que aficionaba al conjunto blanco y a ese deporte con la voz del malogrado Héctor Quiroga.
Treinta años después de una travesía en el desierto plagada de historias fallidas, la ciudad de Oviedo está a un solo paso de la anhelada ACB. Sí, es cierto que la competición está ya casi cerrada –de hecho esta temporada no se han producido ascensos- pero también que la liga profesional de básket se encuentra en un momento de cambios que se antoja crucial. En ese contexto cobra aún más valor y significado la tarea que han llevado cabo desde el Oviedo Baloncesto en estos últimos años: un trabajo sensato, honrado, de largo recorrido. Nada de edificar la casa desde el tejado, como se quiso desde el ayuntamiento ovetense a finales de los 80, con aquel Tradehi Oviedo de la entonces denominada 1ªB que llegó a fichar a una superstar como Sly Williams, quien arribó a la ciudad más interesado en la efervescente noche azul y en perseguir líneas blancas que en centrarse en el juego y el balón. Williams acabaría en el trullo años después, en una de esas vidas que un buen escritor de serie negra podría hacer brillar, otro juguete roto más, el denominado garbage man (“basurero”, como la canción de los Cramps).
Con paciencia, consolidando un proyecto desde sus cimientos (un extraordinario trabajo desde la base), sin prisas pero sin ninguna pausa, con humildad y sin propaganda (algún dirigente municipal debería apuntarse a este sistema), con mucho conocimiento de causa y en una labor tan exhaustiva que hasta ha descubierto para la todopoderosa ACB a dos jugadores como Ian O´Leary y Will Hanley, lo del Oviedo Baloncesto es el milagro de aquel que trabaja sin pensar en los resultados a corto plazo, con constancia y sabiduría. Aunque los frutos ya hayan llegado, para sorpresa de todos, en una LEB Oro donde toca consolidarse y que los aficionados al básket estemos ahí. Se lo han ganado a pulso, como los grandes, sin que nadie les regalara ni un centímetro del espacio que ahora ocupan.

MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 5 de octubre de 2013

Hoy en Oviedo


jueves, 3 de octubre de 2013

Yo La Tengo "Nowhere near"

">

miércoles, 2 de octubre de 2013

Giuliano Gemma (1938-2013)


The Stranglers "European female"

">

martes, 1 de octubre de 2013

The Church "One day"

">