viernes, 31 de enero de 2014

The Amateurs "When you smile"

"

I dreamed last night I was born a hundred years ago
But when I woke up I was lost whit only one place to go
When you smile, I don´t know what to do
Cause I could lose everything in a minute or two
It´s not fair to put you against
All the years behind me
Cause history kind of pales when it and you are aligned
When you smile, I don´t know what to do
Cause I could lose everything in a minute or two
And it seems like the end of the world
When you smile
Well, there ain´t been a man who is
Anything more than bones in sack
But it doesn´t take much to hold the possibilities back
When you smile, I don´t know what to do
Cause I could lose everything in a minute or two
And it seems like the end of the world

When you smile

sábado, 25 de enero de 2014

Una historia de mi vida


Vetusta Blues. –
“Una historia de mi vida”

El 28 de enero de 1964 el Ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga Iribarne, inauguraba la emisora de Radio Nacional de España en Asturias, tras varios meses de montaje y emisión en pruebas. Un hecho, del que se cumplen cincuenta años, que marca mi vida, puesto que en aquel edificio del número 7 de la calle Melquíades Álvarez, se conocerían mis padres. Ambos son dos de los fundadores de RNE en Asturias: mi padre, técnico de sonido, ya desde finales de 1962 había comenzado a trabajar en el montaje necesario para poder emitir, tanto en el Naranco como en el propio local de la céntrica calle ovetense. Mi madre, locutora, vino desde Madrid, tras ganar una oposición.

Mi vida, pues, ha estado ligada a ese ambiente y a esas gentes de la radio. Ahora, con esa perspectiva que da el tiempo transcurrido comprendo mi vocación periodística. Todo eso estaba en casa y lo viví de cerca, muy de cerca, desde muy pequeñín. El privilegio de aquel niño de poder compartir una cabina con José Luis López del Valle en el Molinón o el Carlos Tartiere porque se sabía todos los jugadores y sus datos con sólo siete años. Conocer a Fernando Poblet, el creador de aquella magnífica emisión radiofónica –“Los jueves milagro”- que tanto nos hacía reír a mi hermana y a mí. Saber que al bueno y creativo de Ferpo sólo le despidieron ocho compañeros en la cena de su adiós (entre ellos, por supuesto, mis padres). Comenzar a revolver en la discoteca de la emisora, que tan bien dirigía Rita Mary Álvarez, y escuchar discos de los Kinks, donde a veces se deslizaba un papel con ciertas recomendaciones para su emisión. Conocer los rostros de las voces radiofónicas, los de Primitivo Luengo o Fernando Losada, ese misterio que siempre encubre la radio. Y, años después, hablar desde dentro de aquellos estudios donde había podido contemplar, con los ojos como platos, a otros profesionales en acción, gracias a que David Serna me había fichado para intervenir semanalmente en su programa “El Ventolín”, poco después de la fusión con Radio Cadena Española, en 1989.

Se cumplen cincuenta años de RNE en Oviedo y en todas esas imágenes grabadas en la memoria discurre, paralelamente, la vida de mis padres: sus ilusiones, sus desengaños, los buenos y los malos momentos. Una profesión que es vocacional porque sólo sintiéndola muy dentro es posible abordarla, entregarse a ella. Requiere talento y pasión. No concebí nunca otro desempeño para mi vida que fuera lejos de los medios de comunicación, en cualquiera de las facetas en que he tenido la suerte de trabajar (televisión, radio o prensa escrita) y ahora, cuando veo que se acerca la fecha de esas bodas de oro no dejo de sentir la extrañeza de ese vínculo tan particular y que ha marcado toda mi vida.


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 25 de enero de 2014

Palabras de Baco a propósito de "Gente simpática (The Sympathy Tour)"


Ayer se presentó en la Librería La Buena Letra, “Gente Simpática (The Sympathy Tour)” de Esteban Gutiérrez Gómez y hoy repite en una matiné en Toma 3, con la actuación musical de El Támar a partir de las 13 horas. “Gente Simpática (The Sympathy Tour)”, editado por el Ateneo Obrero de Gijón, narra la primera parte de la gira de presentación del libro “Simpatía por el relato” (Drakul, 2010), una antología de cuentos escritos por rockeros de toda condición realizada por el propio Esteban Gutiérrez Gómez y Patxi Irurzun. “Desde el primer día en el que pensamos en publicar una antología de relatos escritos por rockeros, empezaron a pasar anécdotas dignas de ser narradas. Patxi y yo decíamos que lo que nos estaba ocurriendo en la gira con los cuentistas-rockeros habría que contarlo. No dejábamos de verlo todo desde el punto de vista del escritor. Lo definitivo, lo que hizo surgir “Gente simpática”, fue llegar aquella noche al Savoy en Gijón, empapados y muertos de frío tras el viaje desde Oviedo y empezar a sonar el “Simpatía por el diablo” de los Stones (el himno de la gira) como diciendo: bienvenidos al infierno, chicos, aquí encontraréis calor”, apunta el escritor.
Repleto de anécdotas y vivencias, “Gente simpática” es una entretenida narración donde se mezclan todo tipo de situaciones, aunque para Gutiérrez Gómez o Baco, como también se le conoce, lo más destacable fue “el ambiente que se creó entre los músicos y gente del rock. Ambiente de buen rollo, de creatividad, de compañerismo, de sacrificio que hacía pensar que en verdad se pueden cambiar las cosas, que unos simples chicos con instrumentos pueden mover el mundo. Es lo que llamo en el libro “corriente simpática””.
En la gira de presentación, dos de los lugares de parada fueron Oviedo y Gijón –en plena Semana Negra- y ahora el libro también se edita desde Asturias. “Asturias es un referente en el “Tour Simpatía”. Primero porque de aquí son unos cuantos músicos-cuentistas, como Fran Nixon, Pablo Tamargo o David Suárez (tú te encargaste de que participasen). Después porque, efectivamente, estuvimos en dos ocasiones por aquí, una de ellas en la Semana Negra de Gijón, en un concierto memorable en el escenario central de la feria con Lilith y Black Horde. Y, por último y más importante, porque permitió conocer a gente maravillosa y generar alguna amistad, que a estas alturas de la vida es mucho”, resalta el autor.
Baco explica lo que se encontrará el lector que decida internarse en la lectura de “Gente simpática” “Tiene varias lecturas: Por un lado, narra las anécdotas de la gira con los rockeros que participaron en el libro, lo que permite adentrarnos en los backstages y en el mundo interior de alguna estrella del rock (terreno poco frecuentado, apenas nada desde el punto de vista literario). Por otro lado descubre a una generación de escritores que creo serán los que marquen el futuro de la literatura de este país (ninguno de ellos vende más de dos mil libros por edición, pero serán el espejo de generaciones futuras, como Vicente Muñoz Álvarez, José Ángel Barrueco o el gijonés David González). Y también me permite recuperar a mi dúplice, Baco, el chaval que era yo a los dieciocho años, cuando, a caballo entre los 70 y los 80, pinchaba en garitos de rock, participaba en un programa de radio de cierto éxito y vivía en los locales de ensayo donde, en verdad, se gestaba aquella movida de Madrid. Porque la movida fue rockera y Pepe Risi (que era mi vecino), el rey”.

MANOLO D. ABAD 
Publicado en el diario "El Comercio" en una versión reducida el sábado 25 de enero de 2014 http://www.elcomercio.es/v/20140125/cultura/libro-adentrarse-mundo-interior-20140125.html

viernes, 24 de enero de 2014

Tom Verlaine "Song"


"I think of you, I think of you. 
I had this friend 
who told me that 
Coincidence 
cannot articulate the best 
Events. 
She said she'd rather think of 
Everything as accident, after all,
 it's all heaven-sent.
 She said I don't think 
Good but I know how to wait 
as if
 when You wait it is not hours but some forgotten 
Sense of time. 
It's very kind of all those Powers 
to feature love without design. 
Letters arrive, spelling out the wish so 
Clear, making a language of desire and fear. 
You said it's not that way... 
God is not  for me the 
Name of God... you'll send a drawing of the heart 
I don't draw well but I know how to wait as if... 
When you wait, it´s not hour
This unforgotten sense of time
It´s very kind
of all therse powers
to feature love without design
I think of you listening to your father's voice... 
Those endless speeches on 'The Gift of Choice'. 
Love's not a story I could ever read or write... 
I guess you'd say I'm not so bright. Show me 
How you wait... as if... 
When you wait, it´s not hour
This unforgotten sense of time
It´s very kind
of all therse powers
to feature love without design
I am so fond of you, so
 fond of you. 
When you wait, it´s not hour
This unforgotten sense of time
It´s very kind
of all therse powers
to feature love without design
These difficult questions tell me a joke.
 
I am so fond of you, so
 fond of you. 
I am so fond of you, so
 fond of you. 

jueves, 23 de enero de 2014

Beasts Of Bourbon "Make´em cry"

"

know you re a heartbreaker
You re a real two-timming prick teaser
Well girl that's allright for you
It's what you where born to do
Makem Cry
Makem cry
Break all their little hearts girl
And Makem all Cry
You don't care how many you hurt
You think the sun shines from under your skirt
Makem Cry
Makem Cry 
Break all their little hearts girl
Makem all Cry
I see you how you pull your tricks
You lead them round by their fuckin dicks
Makem Cry
Makem cry
Break their little fucking hearts girl
And Makem all Cry
Make all their hearts bleed
Makem Cry
Kiss all the boys and girls
Makem all cry
     

martes, 21 de enero de 2014

Droogs "Stranger in the rain"

">

lunes, 20 de enero de 2014

Tarde de perros


Crónicas de Vestuario. –
“Tarde de perros”

No, no era la película de Sidney Lumet protagonizada por Al Pacino en 1975. Era otra tarde de perros en el Tartiere, con un campo embarrado y una atmósfera cada vez más insoportable. El rival, el Tropezón, era una víctima propiciatoria para que el Real Oviedo se diera un pequeño alivio. Sin embargo, ante uno de los peores conjuntos que uno recuerda haber visto sobre el césped del Tartiere, el paupérrimo cuadro que dirige Lolo Herrera, los azules volvieron a mostrarse romos, erráticos, sin alma ni corazón. Como autómatas sobre el embarrado campo ovetense, los once elegidos por Granero, volvieron a deambular, incapaces de circular el balón con la rapidez y alegría que hubiese desbancado a los débiles cántabros.

La llegada de Joaquín del Olmo como director deportivo no sirvió para despertar a los jugadores azules, que ofrecieron sobradas dosis de confusión, incapaces de crear peligro ante un oponente muy flojo. Sin ritmo ni espíritu, el once ovetense, sumido en dudas, agonizante, apenas creó peligro ni fue capaz de interpretar el juego apropiado para vencer a un Tropezón carne de descenso que consiguió empatar el partido antes del descanso.

El Real Oviedo vuelve a meterse entre los cuatro primeros y esa es la única buena noticia. Pero la impresión que produce el juego de los azules no invita al optimismo. Atenazado y sin personalidad, el conjunto ovetense se muestra como un equipo sin rumbo, débil. La defensa azul es el síntoma de un equipo destrozado anímicamente y sin ideas. Frente a un conjunto cántabro que parecía de otra categoría inferior, se intuía peligro en cada avance de los amarillos. El atolladero en el que se encuentra el once que dirige Granero es ciertamente preocupante. Se ha perdido la identidad y se navega a la deriva, un rumbo que parece en este momento irrecuperable. Si a ello se le añade el completo divorcio con la grada, el futuro se vislumbra muy, muy negro.

De acuerdo en que queda tiempo para enderezar la nave. Por supuesto que sí. Y deseamos que se consiga. Pero este terrible mes de enero que nos ha mostrado el conjunto azul, en el que han desperdiciado un calendario asequible para instalarse en zona de privilegio, no alimenta la esperanza de la afición ni de nadie que observe el alicaído fútbol que ofrece. Esperemos que la llegada del director deportivo sirva para rearmar las fuerzas, al equipo y a unos jugadores devorados por las circunstancias, confundidos y sin ideas. Tiempo hay para ello y esperemos, deseemos, que el rumbo se enderece porque tardes como la de este domingo siembran la semilla de la desesperación, justo la que no debería crecer en el entorno azul.

MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el lunes 20 de enero de 2014


domingo, 19 de enero de 2014

Una noche de vértigo


Crítica. Música. –
“UNA NOCHE DE VÉRTIGO”

Presentación Revista “Vërtigu”: Pablo X. Suárez, Alvarito, Losone, Nacho García.
Whipoorwill, Oviedo.
Viernes, 17 de enero de 2014.

El primer número en papel de la revista cultural “Vërtigu” se presentaba en Oviedo con un interesante menú de algunos de los mejores protagonistas del cargado 2013 en lo musical en Asturias. Tras las lecturas de Pablo X. Suárez y el recital de Alvarito, llegó el turno para una de las más personales propuestas del panorama asturiano: Losone. Tras la publicación de uno de los mejores álbumes del año pasado  -“Umbilical”- el grupo trata de convencer con una música que escapa a convenciones, transita por territorios musicales inéditos, entre la emoción y su propia búsqueda, tan difícil de ubicar que a los de siempre ya les sirve para calificarla como “rara”. Y de rara nada, señores. Aquí se da la categoría de genio a cualquier vulgar émulo de Syd Barrett que, probablemente, no se atrevería con el magnífico “Fried” de Julian Cope y cuando se encuentran a un grupo tan original y con tanta personalidad como Losone lo archivan como “raro”. ¡Qué bien! Despidieron también con algo “raro” en el bis: una versión de Radiohead.

Los tiempos intermedios entre los diversos artistas nos sirvieron para echar una ojeada a la revista. Publicación necesaria para reflejar el efervescente panorama creativo asturiano, “Vërtigu” tiene también su versión en la red: www.vertigu.com . Llegaba Nacho García con ganas y con su reciente y denso EP “Váyase la luz” aún fresco en la memoria. Otro gran trabajo del ovetense residente en Avilés, marcado por la noche, la soledad y toda una serie de odas a lo maldito. No debería escondérsele en esa categoría, puesto que además de un letrista excepcional, García es otro de esos autores dotados de un mundo propio y un lenguaje característico. Aunque echemos de menos una banda a la altura de su propuesta y deba presentarse al desnudo, con su sola guitarra como arma, Nacho García es uno de los músicos asturianos más interesantes y con más proyección. Su dueto con otra imprescindible, Eva Fernández, de los ineludibles MyVestal, para versionar “Miel en la nevera” del llorado Tino Casal fue otro de los momentos álgidos de un concierto profundo e intenso. A pesar de no acercarse a “La influencia”, todo un termostato de su capacidad de sugerencia.



MANOLO D. ABAD
Fotos:MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el domingo 19 de enero de 2014

viernes, 17 de enero de 2014

Zombis


Crónicas de Vestuario. –
“Zombis”

Aunque el sol se empeñaba en lucir, lo cierto es que el Carlos Tartiere presentaba una atmósfera fantasmagórica, con treinta mil asientos vacíos y unas pancartas como testigos. Por momentos parecía que de esas sombras podrían salir los monstruos a los que el film de George A. Romero “La noche de los muertos vivientes” diseñó tal cual los entendemos hoy. Pero no, los zombis eran otros y deambulaban por el césped del recinto oviedista, agazapados, en unos quince primeros minutos para olvidar de la segunda mitad olvidable de un partido interruptus olvidable.

En la antología “La plaga de los zombis y otras historias de muertos vivientes”, que con tanta maestría dirigió Jesús Palacios, se hace un brillante recorrido histórico por la evolución del fenómeno zombi. Quizás mi buen amigo Jesús se va a ver obligado a incluir una nueva categoría de muertos vivientes con la que definir al Real Oviedo y su plantilla. Sólo así creo que se puede explicar lo que le sucede a este grupo de jugadores, que navegan sin rumbo por el campo, con erráticos movimientos, nula visión e inexistentes intenciones. Resulta imposible encontrar una explicación lógica a lo que le sucede a un conjunto anestesiado, sumido en un sueño de morfina que impide toda reacción. Poco puede decirse del juego del equipo en este partido interruptus.

Resaltaba el jugador del Rácing de Ferrol Antonio López en la previa, que la suspensión beneficiaba al cuadro azul. Nada más lejos de la realidad, más aún si se impone el recuerdo de una primera parte donde el Real Oviedo mandaba como pocas veces lo ha hecho en esta temporada, con pulso resuelto, circulación de balón con intenciones claras y seguridad defensiva. Nada de eso se vio en la fantasmal tarde del jueves: el conjunto que todavía dirige Carlos Granero mostró su faceta zombi y desapareció, diluido en sus dudas, en su incapacidad para sobreponerse a la inmediatez que exige el fútbol, muerto en vida sin alma ni pena ni gloria ni espíritu.

En un momento como el que vive el equipo azul se impone la calma. La calma en las decisiones, que no en el empeño final, el del ascenso. Poco ayudó el comunicado del club, por supuesto, pero mucho menos contemplar a un conjunto perdido en su incapacidad para sobreponerse a los golpes, frágil e indolente. Se ha tirado por tierra un mes esencial para volver a situarse en la vanguardia, por lo que se impone un rearme rápido, una reanimación de espíritu, de un orgullo que debería salir y conducirse debidamente –no como en esa entrada final a destiempo de Pardo, por ejemplo-. Un “Re-Animator” distinto al del film de Stuart Gordon, sí, pero que demuestre a todos, especialmente la afición, que este no es un grupo de muertos vivientes deambulando a la busca de nada bajo la luna llena y las sombras del Tartiere.


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el viernes 17 de enero de 2014

jueves, 16 de enero de 2014

Paco, el hombre sensato


Crónicas de Vestuario. –
“Paco, el hombre sensato”

Algunos momentos de nuestras vidas, no necesariamente los más importantes o trascendentales, se clavan a fuego en nuestras memorias para no abandonarnos jamás. Nunca olvidaré aquella mañana, en el patio del colegio San Pedro de Los Arcos de Oviedo –donde la princesa Letizia Ortiz diera sus primeras clases en párvulos, antes que en el colegio La Gesta, como erróneamente se suele atribuir en su biografía- en la que los de 2º de E.G.B. nos enfrentamos a los de 3º en el primer partido del torneo que se celebraba entre los diferentes cursos que daban clase en el colegio público ovetense situado en la falda del monte Naranco. Abrimos el marcador, pero luego aquel equipo remontó hasta endosarnos un tremendo 8-2, inicio de una trayectoria que les llevó a vencer a todos los equipos de la primera etapa –hasta 5º de E.G.B.- aquel año. Aquellos chavales, Jote Riera, Javier Cimentada, Paco Fernández, se federarían pocos meses después para deleitar con su juego en, por ejemplo, el Real Oviedo alevín. Años más tarde, aquel chaval, serio y responsable, lograría debutar con el primer equipo en 2ª División, a la edad de diecisiete años, en una de las tardes de gloria más sonadas del conjunto azul: el 8 a 0 al Lorca en la temporada 1984-85. Ese día, además, anotó uno de los goles.

Tardaría unos años en regresar al primer equipo, el tiempo suficiente para vivir la etapa más gloriosa del conjunto azul y destacar a las órdenes de Jabo Irureta, con su abnegada labor por el carril izquierdo. Partícipe en los dos onces que jugaron la inolvidable eliminatoria contra el Génova, Paco destacaba por su honradez y entrega al servicio del conjunto, siempre dispuesto al sacrificio y la generosidad hacia unos colores que sintió desde pequeño. Luego llegarían el Logroñés, Badajoz, Pontevedra, Gimnástica de Torrelavega, Caudal y Lealtad, en los que dejó su huella de entrega sin reservas, de compromiso (como capitán le tocó vivir graves situaciones de impagos en el Pontevedra) y de responsabilidad. Retirado joven, a los 34 años, comenzó una nueva etapa como entrenador que compaginó con su labor de docente. Dirigió al División de Honor juvenil del Real Oviedo en tiempos de zozobra para la entidad. De ahí al Berrón, al que llevó a las cotas más altas de su historia, en 3º División, codeándose en la zona alta con los grandes. Le seguirían Lealtad, Langreo, Real Avilés y Caudal. En este equipo cuajaría, en la pasada campaña, una temporada de ensueño, llevando a uno de los conjuntos con menor presupuesto de la categoría hasta las puertas del ascenso a 2ª División. Y ahora, en un Rácing de Santander en pleno caos institucional, ha conseguido situarlo en los cuartos de final de la Copa del Rey. El único conjunto de la semiprofesional Segunda B, envuelto en una terrible crisis que sonará muy cercana aún a los oviedistas por muchas de sus similitudes, accede a la élite tras eliminar a dos Primeras: Sevilla y Almería, a quienes, además, superó en sus estadios con claridad.

Metódico, concienzudo, detallista, la impresión que ofrece Paco Fernández es la de la templanza. Una serenidad muy alejada de la inmediatez del fútbol profesional, siempre sumido en la vorágine del día a día, pendiente de los resultados a más corto plazo. Sabe manejar bien los grupos humanos que tiene a sus órdenes: en el Caudal dosificó los minutos de su plantilla, conocedor de la necesidad de distribuir los minutos y mantener la tensión entre todos los componentes de la plantilla. Un hombre que percibe esos vaivenes y que se mantiene como el gran capitán de un navío en plena tormenta, ajeno a los oleajes, llevando el timón con pulso firme, pendiente sólo del destino final, de llevar a puerto su barco. Tras vencer brillantemente al conjunto azul en la duodécima jornada en el Carlos Tartiere y preguntado acerca del recién conseguido liderato, el ovetense respondió: “Lo importante no es ser líder ahora, sino en la última jornada”. Valga esta frase como resumen de su carácter y de su gran personalidad e inteligencia.


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el jueves 16 de enero de 2014

miércoles, 15 de enero de 2014

Carmina Burana "Entre líneas de lamentos"



Se ilumina al ritmo del alcohol 
el extraño amanecer a través de mi ventana 
y a golpes de martillo sobre el marmol yo intento arrancar una a una sus escamas rotas
robles de granizo, presente de mi única razón
vida cruel .... muerte de mal perdedor
no puedo creer que nada alrededor es algo 
oigo siempre repetir siempre la misma frase
respiro aire hecho como un muro y no encuentro muros hechos como el aire

alaridos de espiritus sin pena
lamento de grilletes sin cautivo
esporádica visita de un profeta que anuncia la elección de su castillo
y de pie va con un cruce de líneas
yo espero que se cumplan las promesas
cuando ella se me acerca y me sonríe
y me pide que esta noche esté con ella..

sábado, 11 de enero de 2014

CTA

Vetusta Blues. –
“CTA”

CTA son las siglas del Consorcio de Transportes de Asturias, la entidad que gestiona el billete único que permite moverse por la geografía del Principado en tren y autobús. Por toda Asturias excepto por Oviedo.

Cuando se interpone la política a las soluciones que benefician a los ciudadanos de a pie entramos en ese lodazal de intereses ajenos a la población. Durante unos años he sido un usuario habitual de este billete, personalizado en una tarjeta que se renueva cada mes, y sólo puedo hablar maravillas de él. Tiempo y dinero que se ahorran para quienes utilizamos el transporte público, que me permitía desplazarme a mi trabajo en Gijón y por la villa del Piles con comodidad y rapidez. Sin embargo, en Oviedo, no. En la capital del Principado se encontraron desde su equipo de gobierno razones suficientes para hurtarle a la gente una posibilidad de ahorro tanto económico como de tiempo. Un error que a día de hoy lastra a la ciudad, a sus vecinos y a quienes se desplazan desde otras poblaciones. Todo por el empeño en trasladar una confrontación política a un campo donde son los ciudadanos los principales heridos. En ese teatro amañado de palabrería hueca, de política vana y vacía y de perjuicio a los usuarios de los medios de transportes públicos es en el que nos hemos movido los ovetenses en estos años de funcionamiento del billete único.

En los últimos meses la situación se ha invertido y han comenzado unas negociaciones para incorporar a la ciudad en el billete único. Una sabia decisión que, sin embargo, se encuentra en esa fase kafkiana de la eternización del asunto. Penetramos en “El Castillo” de Franz Kafka y aquí todo son trabas, idas y venidas, reuniones que sólo conducen a una nueva nada, casi como lo que lleva camino de suceder con la plaza de toros ovetense. Nos introducimos en un túnel donde el problema permanece atascado, sin solución, mientras el tiempo discurre, ajeno e implacable para que nada cambie. Un limbo peor aún que un enfrentamiento directo, en el que se trata de llevar al olvido perverso, que sólo resucitará en los encendidos discursos de una nueva convocatoria electoral.

Y no. Esto no debería ser así, aunque, por desgracia, parezca la rutina en la que nos hallamos, mientras el ciudadano contempla, cansado, harto, con estupor, cómo las decisiones importantes sobre su realidad diaria no llegan. Pónganse a la labor, negocien y muestren que uno de los fines principales de la política –quizás ya olvidado excepto en tiempo electoral- es solucionar los problemas de los ciudadanos y hacerles la ya de por sí dura vida en algo más llevadero.

MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el sábado 11 de enero de 2014

lunes, 6 de enero de 2014

Cambios


Crónicas de Vestuario. –
“Cambios”

El Real Oviedo vive un momento de cambios en su ya habitual devenir de turbulencias de esta última década. Los cambios introducen siempre un matiz de desasosiego, de incertidumbre ante lo que vendrá, quizás de temores, que si miráramos hacia adelante, al camino que nos queda por recorrer, no deberían ser tales.

El Grupo Carso se decidió, por fin, a tomar las riendas del destino del Real Oviedo y se afronta un año pleno de retos y, por supuesto, de cambios. Casi podríamos ponerle la banda sonora con aquel tema de David Bowie “Changes” o, incluso, atrevernos a pinchar la canción homónima de los eminentes (y olvidados) Sugar. Más allá de la música y de los propios cambios, la cuesta del mes de enero se presenta como una oportunidad propicia para el asalto a los puestos de privilegio y a consolidarse en la parte alta de cara a los meses trascendentales que están por llegar. Con la fuerza de un respaldo institucional diáfano, sin medias tintas, ese objetivo se presenta más claro. Y más aún si se empieza a apuntalar el que ha sido el talón de Aquiles del conjunto azul en la primera vuelta: su respuesta en el Carlos Tartiere. Vencer ante los propios aficionados se presenta como el eje sobre el que el proyecto de Carlos Granero pueda encaminarse con claridad hacia el objetivo del ascenso a la Segunda División.

El partido contra el Burgos mostró a un equipo ovetense muy preocupado por cerrar la contención en el medio del campo. En la primera parte destacó la figura de un monumental Pardo como medio centro defensivo, al que no acompañó tanto como hubiera sido deseable Jon Erice, lo que hizo resentirse la capacidad creativa. En esa guerra de guerrillas, física, el defensa valenciano reconvertido a centrocampista hizo honor a las estrofas del himno azul, mostrando un orgullo, valor y garra que no acabaron de contagiar a sus compañeros, pero que estuvieron presentes para que no reaparecieran los despistes. Y tuvo que ser en una jugada a balón parado –otra más- en la que el cuadro carbayón resolviese el partido de la mano del gran capitán Diego Cervero que ponía fin a una mala racha personal de dos meses sin anotar. La segunda parte no sirvió para rematar el partido, otra de las asignaturas pendientes del equipo, pero la figura emergente de un gran Susaeta, jugador con muchísimo que aportar al equipo a poco que consiga encontrarse a sí mismo como en la matinal ovetense de ayer, evitó mayores complicaciones.

Tiempo de cambios pero no de miedos ni de derrotas. Porque aunque, a veces, los desafíos parezcan llevarnos a callejones sin salida o a la oscuridad y a la incertidumbre, al final es el valor con que sepamos afrontarlos el que nos empujará a nuevos horizontes. Esperemos que en este 2014 ese horizonte nuevo sea el del soñado ascenso.


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el lunes 6 de enero de 2014