Deslices

Deslices

martes, 27 de mayo de 2014

Raíces profundas


Crítica. Música. –
 “Raíces profundas”

5º Aniversario Folc Records
Whippoorwill, Oviedo.
Viernes 24 y sábado 25 de mayo de 2014.

Celebraba el sello Folc Records su quinto año de vida con un estupendo y muy recomendable festival de dos días en la ciudad. Su buen gusto, del que algunos deberían tomar ejemplo –esos que reparten premios y siembran oportunistas festipremios, por ejemplo- nos brindó la oportunidad de disfrutar de un montón de muy interesantes bandas que trabajan sobre las raíces del rock desde muy diversas vertientes.

Abrió la sesión del viernes, con una entrada rozando el lleno, One Hand Man´s Band, grupo unipersonal donde se maneja con guitarrazos que extraen esencias olvidadas entre Hazil Adkins, Bo Diddley e incluso los Cramps. Cuarenta minutos en el filo del rock que busca en el blues más salvaje. Toda una epopeya física, donde el hombre también maneja el timbal base con su pierna izquierda y el bombo con la derecha. La resultona sesión anima lo suficiente para entrar en calor. 

Daddy Long Legs, que ya habían tocado en la ciudad dejando un muy buen recuerdo, entraron a continuación, inflamados de un rock que tan pronto puede traer imágenes del más alcohólico pub-rock, como del rock de raíces a lo Black Crowes, lo que seguro le sugireron a alguno sus pintas con americanas aterciopeladas. Su cantante es un showman imparable, que desorbita los ojos como si estuviese poseído por el espíritu del eminente Lee Brilleaux, e inflama el escenario a golpe de armónica para no dejar piedra sobre piedra. Todo un espectáculo para dejarse contagiar. 

Terminaron el viernes Guadalupe Plata, trío de renovadores del blues alzados al súmmum de la modernidad por vaya a saber usted qué capricho. Se les vio henchidos de autocomplacencia con párrafos interminables de papilla bluesera en clave jam atmosférica que, personalmente, me decepcionaron. Ensimismados hasta el hastío, desnortados en una postura monocorde y sin demasiada miga. Quizás el precio a pagar cuando se convierte uno en lo más.

Para el sábado nos esperaban Peralta, cuarteto asturiano con el inserto leonés de Juancho López (histórico de Salamanders, The Crepitos, Bummer, The Bright, Paul Collins Beat), una maravilla para los sentidos donde se citan Byrds con Big Star, Teenage Fanclub con Buffalo Tom, para componer un homenaje al más melódico rock de guitarras. Una delicia para los sentidos, verdadera bendición sonora de un pop perdido en el tiempo, pero que, rescatado con su convicción y con el talento del enorme Ángel Kaplan, el no menos grande Pibli González -¡cuánto tiempo sin ver a un batería cantar!- o el esencial Marcos Montoto, eleva a la máxima potencia un concepto hermoso para disfrutar y sentir. La celebración, con menos público que el día anterior –los fastos futboleros no perdonaron- se cerró con The Pulsebeats. Como se dice en estos casos, que cumplan muchos más y con tan buena salud.

MANOLO D. ABAD
Foto: PACO WALKS SOFTLY
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el martes 27 de mayo de 2014

sábado, 24 de mayo de 2014

Promesas rotas


Vetusta Blues. –
“Promesas rotas”

Hace unos meses, en concreto en noviembre de 2013, se celebraban en Oviedo las Jornadas anuales de Fotoperiodismo y, dentro de ellas, se desarrollaba un singular, inédito encuentro creativo entre escritores y fotógrafos bautizado con el nombre de Objetivo Doble Dos. Esta peculiar iniciativa se vio reflejada en la ovetense plaza de Porlier a través de unos paneles donde se podían contemplar juntos fotografía y texto de este peculiar intercambio creativo. Partiendo de una foto, los escritores plasmaban en un poema o un relato corto todo lo que sugería la imagen y, como mensaje de vuelta, eran los literatos quienes proporcionaban a los fotógrafos un texto –poesía o narración breve-  con el que les obligaban a buscar una imagen que condensara sus palabras.

La acogida, tanto de la exposición callejera como de la propia creación fotográfica y literaria, fue excelente y el alcalde de la ciudad prometió plantearse la edición un libro que reuniese todo lo expuesto y algunos textos y fotos más que no habían llegado a tiempo. Pero el tiempo pasa y las palabras se las lleva el viento y, unos meses después, transcurridos los fastos, olvidada la acogida y congelados los elogios, nada. Hace unas semanas, mi buen amigo el fotógrafo Pablo Lorenzana –uno de los impulsores de tan grata iniciativa- me comentaba que todo lo proyectado y prometido se iba al garete. Habría que buscar otra salida para dar luz a un proyecto inédito y muy interesante. Una promesa más olvidada en esta ciudad donde los titulares se llenan de intenciones y la realidad los devuelve en partos frustrados.

De poco sirve mostrar interés si luego se es incapaz de cumplir. Todos recuerdan aquel “puedo prometer y prometo” de Adolfo Suárez sin estimar que sus promesas solían cumplirse, no quedar en unas declaraciones ampulosas tras un micrófono. Un político incapaz de cumplir sus promesas, de hacer realidad sus intenciones, se queda reducido a una expresión mínima. Siempre me gustó aquella fábula de Pedro y el lobo, en la que el joven pastor avisaba del ataque de un lobo falso, sólo para reírse de sus vecinos, hasta que llegaba, un día, la incursión real y, para entonces, nadie le hacía caso. ¿Qué se puede pensar de quien promete y no cumple? ¿Qué podemos pensar quienes recibimos los parabienes del alcalde y nos encontramos con que una iniciativa brillante se queda en una vacua promesa rota?


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 24 de mayo de 2014

Rock, sudor, sexo


Crítica. Música. –
“Rock, sudor, sexo”
JON SPENCER BLUES EXPLOSION+LAS NURSES
Sala Albéniz, Gijón.
Jueves, 22 de mayo de 2014.

Ante las demostraciones contundentes, las etiquetas pierden sentido o, quizás, quién sabe, lo ganan más aún. Fue una noche de aforo completo y de demostraciones rockeras con fuerza, contundencia y convicción. Toda una celebración del rock de territorios resbaladizos, poco cómodos, alejados de convencionalismos, dando sentido total a la palabra alternativo a través de dos expresiones musicales incómodas de dos grupos que se alejan de los clichés para mostrar su voluntad rompedora e indómita.
Abrían los ovetenses Las Nurses, cuarteto de chirriante after-punk, un abrasivo compendio de fuerza oscura, contundente e incómoda, que se mostró en todo su esplendor de paisajes donde Bauhaus se cita con P.I.L. y Parálisis Permanente –sí, los párrafos menos conocidos de la llorada leyenda de la movida madrileña- con la catarsis de los más infecciosos Killing Joke. Pero todo bajo un prisma obsesivo, pintado de negro y en tinieblas, atizado por una formación sumamente compacta que sólo sigue sus propios dictados, sin importarles nada ni nadie (muchos menos, farsas de premios y festipremios que, como a muchos en esta tierra, demasiados, les ignoran). Puro espíritu de finales de los 70. John Lydon se quitaría el sombrero ante ellos.

La pérdida de dimensión de las etiquetas consiguió reducir para muchos (y, sobre todo, en España) la amplitud de la palabra “alternativo”. Que no es más que una oposición a lo convencional, pero que se pegó con calzador a un tipo de grupos grunge que rozaban el metal con unos formulismos muy claros. Nada quedó de aquella denominación creada para muchos de los grupos y artistas de finales de los 80 y principios de los 90 que reventaron convencionalismos desde muy distintos puntos de partida aunados por su independencia y su búsqueda intrépida de nuevos territorios sónicos. Años después, se les encerró como indies y tan contentos. Entre ellos, Jon Spencer Blues Explosion transitaron como ejemplares equilibristas entre la deconstrucción de las raíces del rock y del blues (y del garage-punk y de tantas otras buenas sensaciones) conectados al hilo perdido de los Cramps, y las sensaciones insufladas desde Seattle por bandas como Nirvana o Screaming Trees, bien mezcladas con un inevitable toque underground. Un compendio mágico que les otorgó consideración y jerarquía en el revuelto y rico panorama del rock de los 90. De vuelta de mil batallas, el trío vuelve a salir a por todas, con una fuerza contagiosa donde se mezcla su esencia rockera de sudor y sexo, puro sexo, para ofrecer una propuesta que sabe poner a sus pies a los oídos más exigentes. Para los poco avezados, tamaña demostración de poderío les puede chocar –aún recuerdo muchos rostros alucinados del público en su concierto del FIB´99- e incluso golpear hasta dejarles noqueados. Pero esas son algunas de las pruebas que hacen de noches como la del jueves una portentosa experiencia del rock más lujurioso e inquieto. Guitarrazos donde la esencia más salvaje del rock se condensa para alcanzar grandes momentos, un auténtico conciertazo.


MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 24 de mayo de 2014

viernes, 23 de mayo de 2014

Jesús Palacios entrevista a Manolo D. Abad para Asturias24


"La injusticia, la codicia y la hipocresía son las vigas sobre las que se asienta este edificio de relatos"

Entre la serie negra y la más negra realidad, entre el lirismo gélido y la emoción contenida, los cuentos de Manolo D. Abad presentan una visión singular del género noir hispano, repleta de guiños al cine, la música y el fútbol, que se afirma y confirma en su nuevo libro de relatos, Justos por pecadores, como un universo personal e intransferible, a medio camino entre el romanticismo cínico y el realismo sucio con acento asturiano.

Jesús  Palacios
Jesús Palacios
Jueves22 de mayo de 2014
Manolo D. Abad (Oviedo, 1968) es una de las bestias de la fauna literaria, periodística y cultural asturiana con las garras más afiladas, entrenadas en incontables conciertos de madrugada, duelos futbolísticos domingueros y la más implacable jungla de emisoras de radio, diarios locales, revistas musicales, suplementos de cultura y otras hierbas inclasificables. Colaborador habitual en La Nueva España, veterano de Ruta 66, ex-asesor musical de la RTPA, firma no menos habitual en Clarín, Mondosonoro o El Comercio, cronista musical oficial del Festival de Cine de Gijón, miembro de la Asociación de Escritores de Asturias y, ante todo y sobre todo, fantasma nocturno que recorre Asturias en alas del mejor rock.
Sus crónicas deportivas y musicales se convierten a menudo en pequeñas piezas de narrativa, mientras sus cuentos y relatos contienen suficientes referencias musicales y deportivas para hacer sonar las guitarras eléctricas de la memoria y meter un gol al lector en cada página. Tras los libros de cuentos Vasos sucios en la madrugada (Septem, 2008) y Viajes al fondo del precipicio(Turbulencias, 2012), y la paranoica novela negra Elevator(Turbulencias, 2012), Abad vuelve al relato con una nueva excursión al género negro, teñida de su peculiar estilo y visión del mundo:Justos por pecadores (Turbulencias, 2014), presentado en la pasada edición de LibrOviedo. Nosotros le sometemos a un interrogatorio justo, pero necesario.
¿Por qué el pecado de escribir Serie Negra?
Bueno, mi serie negra es un tanto particular, no se ajusta a los moldes prototípicos del género. La serie negra es muy flexible, permite esto, en mi caso, trufarla de realismo sucio norteamericano y conectarla con una realidad cercana.
Justos por pecadores se adentra más en el género que tu anterior libro de relatos, ¿a qué se debe esta evolución?
Cambié el planteamiento inicial que tenía del libro. En ello influyeron tanto situaciones personales como el clima que se vive con la crisis. Había mucha rabia contenida y me centré, como suelo hacer en todos mis libros de relatos, en unos temas de base sobre los que se estructuraría Justos por pecadores. En este caso, la injusticia, la codicia y la hipocresía son las vigas sobre las que se asienta este edificio de doce relatos.
Incluso te has permitido el lujo de crear tu propio sabueso, Julián Solares, con su inseparable socio Hernández. ¿Volveremos a saber de ellos en el futuro?
Sí, sí. Y la acogida está siendo muy buena por parte de muchos lectores que ya me están comentando sobre él. Me da que muy pronto tendremos novela. Yul nace de mis lecturas de James Sallisy su detective Lew Griffin, fanático del jazz. Pensé, ¿por qué no un detective al que le guste el rock, pero no el rock prototípico, sino el rock alternativo, el indie? Estos cuatro relatos me han servido para ir trazando su personalidad y creo que haber sucumbido a crearlo ha sido un acierto.
A pesar de los aires clásicos, la mayoría de las veces también pecas rompiendo las reglas del juego, y tus historias no acaban como el típico relato noir...
Sí, creo que el factor sorpresa me permite dos reflexiones: por un lado, el azar y por otro, resaltar lo efímero de la vida y de estar pendiente de valores terrenales. Y creo que está muy bien romper las reglas, quizás la influencia de Mark Behm, con aquel libro de relatos-Aullidos- que publicase la Semana Negra de Gijón, está muy presente en muchas de las narraciones de este Justos por pecadores.
Mujeres fatales y hombres que acaban fatal, dinero sucio, corrupción y gentuza, perdedores sin moral y trepas con menos moral todavía... ¿Ves el mundo como lo describen tus historias?
Creo que es la propia sociedad la que condiciona esta visión. No pierdo la fe en el individuo, en el ser humano, pero sí pienso que es la estructura social la que anula la práctica totalidad de las virtudes de los hombres y de las mujeres.
Pareces preferir el formato relato al de la novela, ¿qué tienen los cuentos de especial?
Es cierto que me siento muy a gusto con la narración breve, pero eso no quiere decir que desdeñe la novela. De hecho, ahora me voy a poner con dos, quizás con tres. Los cuentos exigen una estructura en la que me siento muy cómodo, no sé si porque me he acostumbrado a ella o por otra razón, pero sí que me hacen sentirme muy bien.
¿Puede convertirse en un pecado comercial ser autor de narrativa corta en un mundo de novelones y trilogías?
La carrera de un escritor es de fondo. Quien piense lo contrario se equivoca y uno ha de trazar su camino libremente, en la medida que ello le sea posible, sin importar modas o tendencias. Como en la vida misma.
Tu universo literario no puede entenderse sin estas tres cosas, dinos qué significan para ti: La música...
La música me ha salvado la vida en momentos de zozobra y está presente en todo. En relación a la literatura, consigue ser un elemento descriptivo muy potente y, al mismo tiempo, una referencia fácil de relacionar para el lector gracias a las nuevas tecnologías.
...El fútbol...
Los cruces de caminos de la vida me llevaron a trabajar en el fútbol. Soy desde entonces, como se dice en el mundillo, un hombre de fútbol. Todo lo que rodea al fútbol compone un microcosmos rico y muy particular que me sirve como escritor. Y mi detective, Julián Solares, es ex futbolista, un ex futbolista que se aleja de los tópicos futboleros, por cierto.
...y el cine.
Es otra referencia muy interesante para jugar con ella de un modo literario o incluirla en las narraciones. A nivel personal, como bien sabes, el cine es otro de los ejes de mi vida, otro mundo necesario para expandir mi mente.
¿Cómo combinas tu trabajo periodístico con la creación literaria?
Son dos aspectos diferentes de un mismo tronco. No le doy muchas vueltas: cuando toca escribir un artículo o una entrevista, me pongo a ello; el proceso creativo de la literatura quizás exige un clima más preparado, no tan inmediato hasta que logro ponerme en marcha.
¿En qué nuevos pecados estás metido ahora?
Montones de proyectos. Mi cabeza es una batidora que no suele tomarse muchos descansos.
JESÚS PALACIOS
Foto:PABLO LORENZANA
Publicado en el diario digital "Asturias24" el jueves 22 de mayo de 2014. http://mas.asturias24.es/secciones/letras-1/noticias/la-injusticia-la-codicia-y-la-hipocresia-son-las-vigas-sobre-las-que-se-asienta-este-edificio-de-relatos/1400780260

jueves, 22 de mayo de 2014

Jon Spencer Blues Explosion "Ditch"

">

martes, 20 de mayo de 2014

Alain Bashung "Tant de nuits"

">

lunes, 19 de mayo de 2014

Nick Cave & The Bad Seeds "Tupelo"

">

Ramón Lluís Bande entrevista a Manolo D. Abad


«El género negro debe salirse de la corrección»

Ramón Lluís Bande. Oviedo.
Libroviedo acogió la presentación de 'Justos por pecadores', un libro de relatos de realismo sucio cargados de violencia explícita
Manolo D. Abad Escritor
Manolo D. Abad, escritor y periodista musical, colaborador de EL COMERCIO, presentó ayer en LibrOviedo su tercer libro de relatos, 'Justos por pecadores'. En él reincide en esa mezcla tan característica de su literatura entre el género negro y el realismo sucio, con una docena de cuentos cargados de violencia explícita que no pudieron o no quisieron escapar a servir de reflejo de la injusta realidad social.
-Ya desde el título y las citas que abren el libro se dan dos de los parámetros temáticos del libro: la injusticia y la derrota.
-Me gusta que el título y las citas sirvan para que el lector pueda saber por dónde van a ir los disparos y las muertes. En esta colección de relatos quise hablar de la injusticia y de la derrota desde la perspectiva de los tiempos que estamos viviendo, desde la realidad social actual. Todo esto que estamos viviendo con la crisis me llevó a escribir una serie de relatos diferentes a los de anteriores libros. Siguen estando dentro de lo que se podría definir como «serie negra» pero con un matiz distinto...
-La columna vertebral de 'Justos por pecadores' está formada por cuatro relatos protagonizados por un mismo personaje: el detective Julián Solares, 'Yul'.
-Hasta ahora me había resistido a crear un detective, pero para este libro sentí la necesidad de explorar ese camino. Me apetecía, porque crear un personaje al que vas a desarrollar a lo largo de varios relatos, me permitía ofrecer una mirada más reflexiva, menos dura e inmediata que la del resto del libro... El ritmo de los relatos protagonizados por Yul es mucho más sosegado porque a la vez que va investigando los casos, tenía que ir desarrollando su personalidad.
-El resto de relatos del libro son como golpes: muy breves, muchas veces protagonizado por la violencia explícita y/o la crueldad.
-Efectivamente. De los tres libros de relatos que tengo publicados en éste es en el que sentí la necesidad de ser más explícito, más contundente. Creo que esta colección de relatos contiene mucha rabia al hablar, directa o indirectamente, de temas como la injusticia y la codicia.
-Es un libro oscuro, en el que se ve poca confianza en el ser humano.
-Sí, aunque más que de poca confianza yo hablaría de poca esperanza en el ser humano tal y como está planteada esta sociedad.
-Otra de las claves del libro: la incorrección política.
-Hay tres o cuatro relatos muy duros y que sí podrían caer en cierta incorrección política, pero una incorrección verista que podemos encontrar en las noticias todos los días: violencia machista, delincuencia organizada. En cualquier caso, creo que la literatura de género negro tiene que salirse un poco de los caminos de la corrección.
-El papel que asigna a las mujeres en los relatos es cuestionable...
-No tengo un concepto bajo de las mujeres, todo lo contrario, pero en esta colección de relatos necesitaba que las mujeres funcionaran como objetos, en unos casos de deseo y, en otros, que mueven a las pasiones más oscuras. Sería un error que alguien creyera que eso es lo que yo, el narrador, pienso de las mujeres.
-Otra clave del libro: la reivindicación de cierta «justicia poética».
-Quería que el lector quedara con un buen sabor de boca al salir de los relatos. Después de todas las atrocidades que ocurren en ellos, quería que los malos pagasen... Puede parecer un concepto un poco infantil, pero a veces es necesario para no aplastar al lector.
-Vamos a analizar el papel de varios elementos muy presentes en la mayoría de los relatos. Podemos empezar por el alcohol...
-No se fuma (risas), pero beber sí, mucho. No había pensado en ello, no sabría decir por qué, pero el alcohol es un elemento muy presente en la vida de muchos de los protagonistas del libro, sí...
-El fútbol...
-Creo que el fútbol vuelve a estar muy presente, representando muchas cosas: tiene algo liberador y mucho de entretenimiento... El mundo del fútbol es un microcosmos que puede servir para mostrar como funciona la sociedad.
-¿Volverá Julián Solares, 'Yul'?, ¿en una novela, quizás?
-Eso está muy claro. Me apetece abrir un poco el espacio de mi literatura y el desarrollo de la personalidad de este personaje me puede ayudar. Aunque seguramente tendrá que esperar un poco porque ahora estoy trabajando en dos novelas en las que no aparece.

Foto: Pablo Lorenzana
Publicado en el diario "El Comercio" el lunes 19 de mayo de 2014 http://www.elcomercio.es/v/20140519/oviedo/genero-negro-debe-salirse-20140519.html

domingo, 18 de mayo de 2014

Hoy en Oviedo


Hoy en LibrOviedo (Plz. Trascorrales) a las 13:30 h., presentación del nuevo libro de relatos de Manolo D. Abad. Interviene: José Havel.

sábado, 17 de mayo de 2014

Cuatro


Vetusta Blues. –
“Cuatro”

No sé si ustedes habrán estado alguna vez en China. Si ya han visitado el país asiático, el título de este texto les traerá a la mente algunas imágenes como subirse a uno de sus ascensores –herramienta fundamental en ese Shanghai plagado de rascacielos- y contemplar atónito la ausencia del número cuatro en el panel de los pisos. El “cuatro” es el número de la mala suerte en la cultura china (en la japonesa también), por su similitud fonética con la palabra “muerte”. Pues bien, durante estos últimos meses de gestación de mi nuevo libro, “Justos por pecadores”, mi libro número cuatro, no he dejado de pensar en ello ante el sinfín de acontecimientos que lo han trufado, incluido el revisar casi totalmente el conjunto de los relatos que se incluyen en él. Finalmente, ayer viernes pude tocar en papel los primeros ejemplares, olerlos y llevarlos inmediatamente a la plaza de Trascorrales, donde mañana se termina LibrOviedo, y en cuya jornada final, a eso de las 13:30 h. estaré presentándolo con el crítico cinematográfico de EL COMERCIO, el gran José Havel.

El pasado domingo, precisamente, formé parte de una mesa redonda sobre la literatura fantástica con Havel de moderador, el no menos grande Jesús Palacios y ese referente que es Rodolfo Martínez. Cuando te sumerges, aunque sea como invitado, en un engranaje de estas características, siempre encuentras aspectos a mejorar y no quisiera que se escapara la oportunidad de mencionarlos. Se quejaron, entre los asistentes, del deficiente sonido, de que apenas se nos escuchaba y creo que este debería ser un punto a trabajar con mucho esmero de cara a ediciones posteriores. Más aún, siendo la plaza de Trascorrales, por sus peculiaridades sonoras, un espacio complicado para temas de sonido. Resulta muy triste que mucha de la gente del público te comente que apenas te ha entendido cuando se trató de una mesa con mucho jugo, máxime al contar con la presencia de un esencial como mi amigo Jesús Palacios, que siempre da el mejor juego en estas distancias. Eché de menos, y no fui el único, una cafetería o un lugar parecido. En la Feria del Libro de Madrid existe un espacio de estas características y puedo asegurar por experiencia propia el aliciente que supone poder tomarte una café, un refresco o un vino con tus escritores favoritos o con tus amigos. Espacio que, como bien me apuntaba mi querido Javier Lasheras, hasta podría estar patrocinado y supondría unos euros que nunca están de más para sacar adelante un evento de estas características. 

LibrOviedo necesita una vuelta de tuerca para reforzar su atractivo y muchos de estos pequeños detalles –hay muchos más, sí, Rubén Rodríguez- sólo necesitan de una pequeña reflexión para llevarse a cabo. Dicho lo cual, sólo me queda esperarles hoy, a eso de las 19:30 h., presentando a mi querida amiga Silvia Grijalba, y mañana domingo a las 13:30 h., con “Justos por pecadores” luchando contra la maldición del número cuatro. Nos vemos.

MANOLO D. ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 17 de mayo de 2014

Anita Lane "Light possession"

">

viernes, 16 de mayo de 2014

The Chameleons "Up the down escalator"

">

jueves, 15 de mayo de 2014

Alain Bashung "Je t´ai manqué"



Je t´ai manqué
Pourquoi tu me visais?

Tous nos échanges
Coulaient de source
Tous nos mélanges
Côtés en Bourse

Tout est brutal
Botté en touche
Tout à l´horizontal
Nos envies, nos amours, nos héros

Je t´ai manqué
Pourquoi tu me visais?

Tout est éxtrême
Limites et cônes glacés
Tout est idem
Les vitrines, les pôles opposés

Dans les étoiles,
Ou sous la douche
Tout à l´horizontal
Nos envies, nos amours, nos héros...

Je t´ai manqué
Pourquoi tu me visais?
Et si l´on disait le contraire
Ou si l´on ne disait rien
Si l´on construisait les phrases à l´énvers

Ou si l´on soulevait demain
Qui serait l´adversaire?
Entre nous qui serait le plus malin?
Et si l´on disait le contraire
Ou si l´on ne disait plus rien?

Je t´ai manqué
Pourquoi tu me visais?

Tout est brutal
Botté en touche
Tout à l´horizontal
Nos envies, nos amours, nos héros

Si l´on suivait les voies ferroviaires
Qui aurait le pied marin?
Si l´on sifflait, les fonds de theière
Ou si l´on ne sifflait plus
Qui serait l´adversaire?

Entre nous qui serait le plus malin?
Et si l´on disait le contraire
Ou si l´on ne disait plus rien?

Je t´ai manqué
Pourquoi tu me visais?

Soledad Brothers "Break´em on down"

">

martes, 13 de mayo de 2014

Jon Spencer Blues Explosion "Brenda"

">

H.R.Giger (1940-2014)


lunes, 12 de mayo de 2014

Catarsis hedonista


Crítica. Música. –
“Catarsis hedonista”
CRYSTAL FIGHTERS + IS TROPICAL
Espacio Estilo, Oviedo.
Viernes 9 de mayo de 2014.

No se llenó la enorme sala ovetense, testigo hace muchos años –tres décadas- bajo la denominación (bella) de Vértigo de lo más granado de la nueva ola española, la que muchos conocerán como la movida. Grupos como La Mode –con los que se estrenaron- Nacha Pop, Gabinete Caligari, Aviador Dro, Polanski y el Ardor, Loquillo y Los Trogloditas, Radio Futura y un sinfín de nombres legendarios se dieron cita en el período 1983-84 dentro de un local de gran capacidad -dos mil personas- que vuelve a ser escenario para grandes conciertos, alejados de las simas donde orquestas y cierto ambiente más propio de otras latitudes camparon a sus anchas durante muchos (demasiados) años.

Daba gusto ver las colas de un público ansioso por contemplar dos sensaciones planteadas para el disfrute, para la fiesta. Abrieron Is Tropical, grupo que ya señaló con sus ritmos el camino a seguir, aunque su mayor gloria sea el maravilloso “Dancing anymore”, donde superan las intenciones bailables para marcarse un tema redondo. Superar ese desafío, no quedarse en un grupo de una sola canción, de un único hit, es la asignatura que deberán aprobar de cara al futuro.

Estilo, antes Vértigo, es un espacio descomunal donde el sonido no termina de ser el que todos desearíamos. Quizás sean unas dimensiones inéditas en Asturias, no sé, pero la música no conseguía sonar con la potencia requerida, diluyéndose, sin muchos matices ni energía. Cuando a las once menos cuarto los británicos Crystal Fighters tomaron las tablas, el millar largo de asistentes soltó toda su adrenalina para entregarse al baile y los ritmos de una banda nacida para el hedonismo. De acuerdo, no poseen el carisma de Kasabian, la capacidad para llevarte a la juerga más descontrolada de !!! (pronuncien check, check, check), ni tan siquiera el compendio magistral, entre el liderazgo y el poderío, de los geniales e imparables Primal Scream, pero son… resultones. Sirven para sacarse toda la rabia contenida de una generación de silencio, de ni-ni, de un montón de promesas diluidas en un azucarillo de la nada. Una generación ansiosa de himnos, de héroes, de soltar (y liberar) palmas, de seguir a unos líderes que no existen. En esa carrera desesperada a la busca de un lugar bajo el sol –aunque sólo sea para el próximo fin de semana, nada serio- una formación tan efectiva y resultona como los Crystal Fighters parece la ambrosía deseada en un oasis de un inacabable desierto. Nada trascendental para quien vive bajo buenos suministros musicales, pero, en los universos perdidos y algo atolondrados de un público sobreestimulado por el aroma de la novedad y el estigma del hedonismo, unos rotundos ídolos con los que iniciar la ansiada catarsis de un nuevo fin de semana.


MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el domingo 11 de mayo de 2014

domingo, 11 de mayo de 2014

Hoy en Oviedo


Hoy en LibrOviedo (Plz. Trascorrales), a partir de las 19 h., "Mesa Redonda acerca de la Literatura Fantástica". Modera: José Havel. Participan: Jesús Palacios, Rodolfo Martínez y Manolo D. Abad.

(En la foto: José Havel, Jesús Palacios y Manolo D. Abad)

sábado, 10 de mayo de 2014

Bibliópolis


Vetusta Blues. –
“Bibliópolis”

Casi siempre nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y, más aún, pasado el tiempo, de todo aquello que desaparece. Tanto que tenemos ahí cerca, que la costumbre nos contagia como algo natural, aunque cueste esfuerzo, talento y dinero sacarlo adelante y que, cuando ya no está, pasa a formar parte del hatillo de la añoranza. Un bagaje vacuo, tardío, donde ya no hay remedio y nos condena al estéril ejercicio de una mitificación del recuerdo.

Por eso mismo, los ovetenses hemos de celebrar como se debe –con alegría, participación, entusiasmo- la vigesimoprimera edición de LibrOviedo, organizada por la Asociación de Libreros de Oviedo, presidida por Luis Martín, que comenzó ayer en la Plaza de Trascorrales de la ciudad. Una fiesta de los libros, y también de la literatura, donde encontramos un muy bien dosificado equilibrio de fuerzas: por un lado, autores comerciales, estrellas mediáticas (Maxim Huerta, Pedro J. Ramírez, Nieves Herrero); por otro, escritores con trayectoria que han llegado a un público amplio y en crecimiento (Benjamín Prado, Silvia Grijalba, Pepe Colubi); finalmente, una fuerte apuesta por autores asturianos, entre la que nos encontramos varios colaboradores de este diario, El Comercio, como prueba de la gran apuesta por la cultura que, día a día, se marca desde estas páginas (Iván de Santiago, Milio´l del Nido, quien suscribe). Otro aspecto importante es el contar con una centralización de los servicios, repartidos en secciones que hacen mucho más fácil buscar los títulos, más de 7000, lo que convierte a la convocatoria ovetense en una de las que más oferta cuenta entre todos los certámenes que en España se celebran.

Al margen de números y datos, hoy no puedo sino sentir un gozo enorme al transmitir la historia de Antonio La Cava, un maestro jubilado italiano, quien, tras cuarenta y dos años de enseñanza decidió dar un paso más en su amor por la lectura y comunicárselo a los niños. Adquirió una moto Ape –una especie de motocarro, para entendernos- y la modificó para albergar una especie de biblioteca portátil con unos setecientos títulos que bautizó como “Bibliomotocarro”. Desde ese momento, comenzó a viajar semanalmente hasta las aldeas de la región de Basilicata, en el sur de Italia, con su cargamento de libros e ilusión. La Cava recorre quinientos kilómetros para mostrar el mundo más libre e interactivo (no se me ha ocurrido a mí, lo dijo Umbral) a unos niños que celebran su venida, anunciada por la música de un órgano, con la misma alegría con la que reciben a un camión de helados.

En Oviedo, afortunados somos, sólo tenemos que acercarnos a la plaza de Trascorrales, disfrutar de la atmósfera inconfundible del Antiguo y dejarnos invadir por la magia de un mundo por descubrir. El de los libros.

MANOLO D.ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el sábado 10 de mayo de 2014

viernes, 9 de mayo de 2014

Beef "Yo soy el cantante"

">

Alain Bashung "La nuit je mens"

">

Desde hoy y hasta el domingo 18 de mayo en Oviedo


jueves, 8 de mayo de 2014

Hugo Race & The True Spirit "Icy roads"



When you wake up out of the mistery
Fallout soars above the bed
And the grounds clean frozen over
More icy roads up ahead
Winter´s here - spreading west
Baby, what you really want
Is a lover until the end

How could anyone be cruel to you
When you see how mean the land has grown
Love overtakes you in the strangest places
Like on the highway in the mud and snow
From now on - we´ll call it home
Baby, what you really want
Is a lover until the end
So how could you think
I´d let you go one more time again...

Trying to hold on - hold on to something
But it´s too slick, it´s just slipping away
Although old scars are healing over
There´s still something left to lose
When love comes she´s just passing through
Baby, what you really want
Is a lover until the end
So how could you think
I´d let you go one more time again.
What you really need
Is someone to carry you till the end
So how could you think
I´d let you go one more time again.

miércoles, 7 de mayo de 2014

Black Submarine "Is this all we feel"

">

martes, 6 de mayo de 2014

Black Submarine "Heart first"

">

Cancer Moon "Solution"

">

Kid Pharaon & The Lonely Ones "Livin´ underground"

">

lunes, 5 de mayo de 2014

Carácter


Crónicas de Vestuario. –
“Carácter”

Finiquitada ya de mala manera esta temporada, casi como ha sido todo el desarrollo de la misma, sólo queda mirar hacia adelante. Seguir buscando, ya con desesperada impaciencia, la luz al final de este túnel que no parece tener fin. Y, en un día de tristezas y añoranzas –siempre una y otra parecen acompasarse para cauterizar las heridas- el recuerdo de otras épocas se aparece para guiarnos como un extraño faro para que en el futuro se haga la luz. Para empezar, algunos deberían oírse el himno del Real Oviedo. Ahí se encuentra toda una frase para la identidad: “Orgullo, valor y garra”. Esos son los emblemas del Real Oviedo, apréndanselos quienes aún no se hayan dado cuenta de dónde están, a qué equipo pertenecen. En este “fútbol moderno” de dueños y consejos de administración, de identidades perdidas y de profesionalismo a ultranza, la diferencia la marcan aquellos que cuentan con una poderosa e infatigable fuerza social. Aprovéchenla como es debido, no la malgasten, no la tiren por la borda como en esta triste campaña.

Para empezar a construir este edificio quizás deberíamos tener en cuenta la historia presente. No, no voy a hacer como esos abuelos cebolleta, los “nombres” de la ciudad, que dicen no querer el fútbol y que recitan jugadores de oro como Lángara, Emilín o Antón con convencional voz. No. Esos están mejor en la ópera, presumiendo no se sabe de qué. A quienes vivimos el ascenso en 1988, los que vimos sobre un terreno de juego a gentes como Gorriarán, Sañudo, Hicks, Carlos o Julià subir a Primera sabemos que, por encima de cualquier otra circunstancia, hay que tener un carácter. Individual y de grupo. Fuerza, personalidad. Orgullo, valor, garra. No, este no es un club cualquiera. Uno de esos ascendidos en virtud de brillantes gestiones empresariales y sin masa social. El Real Oviedo posee historia y afición. Y esos son aspectos que deberían recordárseles a quienes quisieran venir aquí. Leía hace una semana el blog de Miguel L.Serrano en el que narraba cómo uno de los futbolistas del cuadro azul le comentaba la posibilidad de hacer una campaña buena con el Real Oviedo y buscarse un buen contrato en Segunda la temporada siguiente. Pues no, amiguín, esto es justo lo que no queremos padecer en el futuro. Quien venga, que lo haga para dejarse la piel y ascender con el cuadro azul. Para hacer historia en un club histórico. Los encargados de negociar los contratos, que lo tengan en cuenta. El Real Oviedo no es un tránsito a una nueva etapa personal brillante, una de tantas estaciones de paso. El Real Oviedo es un histórico del fútbol español, con una particular idiosincrasia en la que se incluye una afición como pocas hay en España. Apréndanselo, digánselo. Y si el jugador en cuestión prefiere un lugar más cómodo, que no venga. No nos hablen de ansiedades ni de pijadas. Traigan a Sañudos, a Gorriaranes, a Hickses, a Carlos,… Gente que, con sólo pronunciar su nombre, se llame a rebato: “Tuto, Tuto, Gorri, Gorri, Chapacú, Chapacú, Carlosgol, Carlosgol”. Orgullo, valor y garra.


MANOLO D.ABAD
Publicado en la edición papel del diario "El Comercio" el 5 de mayo de 2014.

jueves, 1 de mayo de 2014

Flamin´ Groovies "Shake some action"

">