jueves, 9 de marzo de 2017

Tiempo para la SACO


Vetusta Blues. -
Tiempo para la SACO”

El próximo 10 de marzo arranca en Oviedo la tercera edición de la S.A.C.O. (Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo), una estupenda ocasión para embriagarse de cine poco habitual en nuestras salas y de otras actividades muy apetecibles. Bueno es que se vayan consolidando estas propuestas, tan alejadas del modelo cultural imperante hasta hace tan sólo unos años. Bueno es que Oviedo pueda sacudirse los vestigios trasnochados de cultura por los que aún suspiran aquellos beneficiados por sus regalías.

El ocaso de las cajas de ahorro y sus obras culturales se tradujo en un erial de eventos que en Asturias hicieron desaparecer multitud de actos musicales, cinematográficos o teatrales. Bueno es que se equilibre en la desmesurada desproporción que se otorgaba desde el ayuntamiento a sólo una pequeña manifestación cultural, como es la música clásica, en detrimento de otras muchas con gran arraigo en la población de la ciudad. El éxito de la segunda edición y la ampliación y diversidad de actividades en esta nueva edición de SACO son una gran noticia para los ovetenses.

Dentro de la programación, cada uno busca y puede encontrar películas muy interesantes con entrada gratis. Un acierto -para evitar las tremendas colas de las ediciones pasadas- el que se tenga que pasar por taquilla para retirar la localidad y no estar a expensas de una cola que te puede dejar fuera. Poder hacerse con ellas -repito: gratis- permite una mayor fluidez para el público y que se puedan establecer planes para acudir a las diversas sesiones. Personalmente, me encanta la posibilidad de poder disfrutar del documental “Omega”, ahora que se cumplen veinte años de la grabación de ese histórico encuentro entre el flamenco y el rock de la mano del grandioso Enrique Morente y de los no menos inmensos Lagartija Nick. Si pueden, no se lo pierdan. Una verdadera maravilla. También, el “Gimme danger” de Jim Jarmusch sobre la peripecia de los tremebundos Stooges, uno de los fenómenos más insólitos y revolucionarios de la historia del rock. Habrá más y pronto llegará el momento de elegir algunas películas sumergiéndose en el programa de mano. Estupendo también es recuperar el Teatro Campoamor para el cine, lo que, sin duda, nos hará evocar tiempos de grandes ciclos propiciados desde el Ayuntamiento.

En definitiva, desde el viernes 10 y hasta el 19, un tiempo para empaparse de cine alejado de lo comercial y con un gran interés en una propuesta como SACO que parece consolidarse para bien de la ciudad.
MANOLO D. ABAD
Publicado en el diario "El Comercio" el jueves 9 de marzo de 2017